En Guárico conmemoraron los 89 años de la FVM en medio de una crisis educativa

Representantes de la FVM en Guárico/Foto: Xiomara López

Este 15 de enero la Federación Venezolana de Maestros arribó a sus 89 años de fundación y en San Juan de Los Morros, celebraron su aniversario en medio de una crisis educativa que traído desmejora a este sector.

Maritza Blanco de Pedrique, Secretaria General FVM en Guárico, señaló que la fecha del aniversario coincide con la celebración del “Día del Maestro”, donde hoy no se celebra nada, sino que se conmemora.

“Acompañada hoy de un aniversario más, del día del educador, un día del educador como ustedes sabrán bastante desasistido, bastante abandonado y bastante complicado para cada uno de nosotros los educadores, tanto activos, jubilados como pensionados, sabemos las condiciones en la que nos encontramos en este momento, por tal motivo no celebramos nada, solo recordamos, conmemoramos este aniversario”.   

Por su parte, Odila Pereira, jubilada de educación comentó que hoy en día en la celebración del día del maestro se lleva a cabo en circunstancias muy difíciles.

“Tal vez la palabra celebración no sea la más adecuada, es un momento donde los docentes activos como jubilados deberían asumir una posición más combativa, de lucha, porque el maestro es ejemplo, pero es ejemplo no solamente en la cátedra, sino también es ejemplo en su vida y es ejemplo para luchar por su justas reivindicaciones”.

“Todas esas reivindicaciones han sido descaradamente eliminadas de nuestros derechos y actualmente tanto activos como jubilados nos encontramos en una situación critica como casi toda la población venezolana”.

Maestra jubilada dedico toda su vida a esta profesión/ Foto: Xiomara López

Pereira indicó que los profesores jubilados son el sector más perjudicado en este momento, ya que el sueldo que percibe no alcanza para cubrir sus necesidades básicas”.

“Este sector se encuentra en situación muy difícil, ya que el sueldo no alcanza para comprar los remedios que en esta etapa se necesitan mucho y algunos sobreviven por las ayudas de hijos que se encuentran fuera del país”.