En San Fernando no hallan qué hacer con los apagones

Referencial

Más de 5 mil familias que viven en la parroquia El Recreo del municipio San Fernando, Apure, ya no hallan a qué santo implorarle para que se perciba una leve mejoría en los servicios públicos. Su vida se ha convertido en un caos y no es precisamente por el nuevo virus.

Uno de los principales karmas que viven es el tema de los cortes eléctricos. El señor Alirio León se queja que de 24 horas que tiene el día solamente disfrutan del servicio entre 8 y 10 horas al día.

Dice entender que desde Corpoelec están aplicando los racionamientos del servicio por la poca capacidad de generación que existe en la región “pero lo que no entiendo es que después que nos aplican los cortes programados por 4 horas, a la media hora que restablecen el servicio nos vuelven a quitar la luz”.

León destaca que con estas fallas también se paraliza el comercio “ya que muchas de las bodegas y negocios funcionan con punto de venta porque efectivo no hay”.

El rosario de problemas para los ciudadanos de El recreo de San Fernando lo complementa el señor Luis Olivares.

Menciona las dificultades del transporte público ya que no hay suficiente número de unidades por la crisis de combustible, las fallas del servicio de agua potable porque “a cada rato le hacen mantenimiento a la planta de agua y parece que no funciona”, aseo urbano, gas doméstico, con más de 4 meses sin el suministro de las bombonas e inseguridad.