En Valera llevan tres meses sin agua potable

39
Imagen Referencial | @hidroandesca

Comunidades del municipio Valera en el estado Trujillo cumplen tres semanas sin servicio de agua potable, producto de nuevas fallas en el sistema de bombeo de Hidroándes.

En esta ocasión, la falla fue provocada por la caída de árboles sobre las líneas de alta tensión que llevan energía a las bombas de la planta potabilizadora Valera, que se paralizaron por falta de electricidad.

El 24 de Junio, la empresa explicó en su cuenta de twitter que Corpoelec había habilitado una “línea alterna pero se mantienen fluctuaciones que afectan continuidad del SAP”. Desde ese día, la situación no ha mejorado.

El fallo se suma a los ocurridos a inicios del mes de junio. El primero de ellos el día 3 de junio, cuando las lluvias y los deslizamientos de sedimentos hacia el río Motatán obligaron a la paralización de la planta potabilizadora que surte a varias comunidades de Trujillo.

Más tarde, el 4 de junio, una sobrecarga de energía eléctrica dejó de nuevo a más de 30 mil personas sin agua en la ciudad de Valera. En esa ocasión, la sobrecarga dañó las bombas de la planta potabilizadora, lo que obligó al gobierno regional a anunciar un plan de distribución de agua por cisternas.

El problema del agua potable no es algo nuevo

Los valeranos han venido enfrentando los problemas con el servicio de agua potable durante todo lo que va del año 2019.

El día 14 de mayo Hidroándes notificó sobre la ruptura del tubo de alimentación principal del sistema de bombeo de Valera, lo que dejó sin agua alrededor de 80% del municipio. El tubo, de 20 pulgadas de diámetro, cedió ante las vibraciones provenientes del viaducto La Beatriz.

Por otro lado, a finales de abril, la poca fuerza en el sistema de bombeo mantuvo sin agua durante dos semanas a las comunidades de Plata 2 y 3, San Rafael, San Luis, Las Lomas, Santa Cruz y La Montañita. En esa oportunidad, la interrupción del servicio fue consecuencia de los constantes apagones en la entidad, que provocaron daños en las bombas.

Las constantes interrupciones en el servicio han provocado que los habitantes de algunas comunidades salgan a las calles a protestar por la falta de agua. Las protestas más recientes han sido las de los habitantes de Morón, Santa Cruz y La Floresta.


Con información de Wiston León | Radio Fe y Alegría Noticias