En Venezuela hay 90% de impunidad en DDHH

Foto cortesía: El Estímulo

Este martes 10 de diciembre se cumplieron 71 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Venezuela es un país suscribiente de esta convención mundial, sin embargo, para la directora del Centro de DDHH de la UCAB, Marianna Romero, el Estado venezolano falla con creces no solo en las garantías de protección de los mismos sino “sobre todo en la vulneración de derechos humanos vitales como la salud, educación, alimentación y la propia vida”.

Romero refiere que el actual gobierno, representación del Estado venezolano, no cumple con ninguno de los tratados internacionales en esta materia.

Igualmente señaló que “podemos tener la mejor Constitución del mundo (…) nuestro orden jurídico tiene una serie de leyes excepcionales en el ámbito de Derechos Humanos (…) pero en nuestro país ninguna ley se cumple”.

En este sentido, la abogada reveló que en Venezuela existe un 90 por ciento de impunidad “en casos de DDHH ya que las instituciones del Estado, además de vulnerarlos, tampoco actúan con mecanismos de justicia y reparación de daños producto de esas vulneraciones”.

Los casos que más resaltan son los de ejecuciones extrajudiciales, trato cruel, tortura, represión progresiva y letal, amén del incumplimiento en materia de salud, alimentación y educación.

También añadió los más de 4 millones de personas que “se han visto forzadas a irse del país”. Estos datos están documentados por Organizaciones No Gubernamentales de DDHH y organismos internacionales como ACNUR y la Organización de Estados Americanos.

Para Mariana Romero, la comisión de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, “es difícil que ingrese al país pese a que el gobierno firmó un acuerdo de compromiso para cumplir exhortaciones y recomendaciones”.

La profesional del derecho ratificó que en este contexto, es indudable que Venezuela vive una emergencia humanitaria compleja. Sin embargo, insistió en que es importante seguir denunciando y manifestando, pública y pacíficamente, la exigencia del respeto y vigencia de los Derechos Humanos en nuestro país.