Escasez de gasolina en el Sur del Lago paraliza la distribución de alimentos

Diputado Gilmar Márques (Foto: Equipo de prensa AN)

La escasez de gasolina en el estado Zulia impacta de gran manera en los municipios Colón, Catatumbo, Francisco Javier Pulgar y Jesús María Semprún, ubicados al Sur del Lago de Maracaibo.

Esta situación pone en riesgo la distribución de plátanos y otros rubros alimenticios que allí se producen para comercializar a lo largo y ancho del territorio nacional, así lo informó Gilmar Márquez, diputado a la Asamblea Nacional.

Márquez aseguró que conductores encargados de distribuir los alimentos hacia las zonas urbanas se paralizan ya que deben pasar de 4 a 5 días en una cola para surtir de combustible sus unidades de transporte.

“Solo hay una estación de servicio en el municipio Francisco Javier Pulgar que funciona en 4 Esquinas, y además no existe prioridad para los transportistas y solo le llenan 40 litros de gasolina”, explicó.

Esto tomando en consideración los kilómetros que deben recorrer diariamente para trasladar los alimentos.

Ante las colas que se registran en las estaciones de servicio y la restricción en el llenado del tanque, la venta ilegal de gasolina se ha incrementado. Al menos “en el municipio Colón, donde una pimpina de gasolina de 20 litros cuestan entre 60 a 70 mil pesos (colombianos)”.

“En el municipio Colon hay una estación de servicio en las poblaciones de Santa Bárbara, San Carlos y Kilómetro 5. Las unidades que deben trasladar la leche están sin combustible y esto genera una crisis en el sector ganadero”, resaltó.

Según el diputado, los mencionados municipios siempre han tenido problemas con la gasolina ante las pocas estaciones que existen y que ahora se incrementa ante la escasez del combustible.

El Sur del Lago de Maracaibo, que fuera la despensa del occidente, hoy en día vive la peor crisis donde “ni siquiera hay para transportar a los obreros. Para ellos, una jornada es un desafío diario, debido a las largas distancias de un poblado a otro”, puntualizó.

Más de 4 mil hectáreas de alimentos de pierden por inundaciones

Los poblados del Sur del Lago viven momentos duros. No solo la falta de gasolina alteró la cotidianidad de quienes allí habitan, pues desde hace 8 meses se registran inundaciones en esta sub región zuliana.

El desbordamiento de los ríos Chama, Catatumbo y  Escalante, que nacen en la cordillera andina y llegan hasta la desembocadura del Lago de Maracaibo, que ha afectado drásticamente el poblado y las plantaciones de plátano y otros rubros alimenticios en los municipios Francisco Javier Pulgar, Colón y Catatumbo.

Al menos en el municipio Colón. los poblados de la parroquia Urribarrí, El Corrientudo, El Paraiso y Caño Muerte se ven afectados, al igual que en el municipio Francisco Javier Pulgar, donde los poblados de El Ranchón, Camalago, Agustín Polar y La Selvita están bajo las aguas.  Mientras que en el municipio Catatumbo, los sectores afectados son Caña Dulce y Limones.

A juicio de Márquez, “los muros de contención y el dragado para los ríos no han recibido el mantenimiento adecuado debido a la falta de atención gubernamental”.

Agregó que están en riesgo 10 mil hectáreas de plátano cosechados en los municipios Francisco Javier Pulgar y Colón por causa de la escasez de gasolina que impide el traslado de alimentos y las inundaciones. A pesar que las pérdidas son incalculables, ya contabilizan “aproximadamente 4 mil a 4 mil 500 hectáreas afectadas completamente entre plantaciones de plátano y otros rubros como lechoza, maíz, guanábana”.