Estaciones de servicio cerradas evidencian la escasez de combustible en Anzoátegui

Foto: José Félix Millán

Estaciones de servicio cerradas, filas de más de 200 vehículos, conductores con la incertidumbre de si podrán o no surtir los tanques de sus vehículos y limitación de compra en las pocas que hay abiertas con tarifa internacional es el panorama en el eje norte de Anzoátegui.

Muchos conductores esperaron por las gandolas que abastecen a las estaciones de servicio, sin embargo, éstas nunca llegaron, por lo que quedó en horas perdidas el tiempo invertido por muchos para intentar acceder al combustible.

En un recorrido realizado por Radio Fe y Alegría Noticias en diferentes gasolineras de Puerto La Cruz y Barcelona, se pudo apreciar que estaban cerradas la gran mayoría.

Julio Maturama, habitante de Barcelona, amaneció este lunes en la cola de la bomba cercana al terminal de Ferrys de Puerto La Cruz desde las 10 de la noche de este domingo, sin saber si surtirían la estación o no.

“Aquí estoy desde las 10 (de la noche), expuesto a que venga un malandro y me eche una broma. No hay gasolina, esto ya no es un secreto para nadie, se ven nuevamente las colas donde la gente amanece para ver si echa, porque ni siquiera es seguro”, expresó.

Gasolina por salvoconducto

Otra de las quejas de los usuarios es la exigencia de un salvoconducto por parte de los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que custodian las gasolineras. Así lo declaró otro de los entrevistados a Radio Fe y Alegría Noticias quien prefirió no identificarse.

“No hay gasolina en ningún lado, en ninguna parte. Pusieron una orden nueva ahora que para echar gasolina tienes que tener salvoconducto. Eso nos dijo el guardia ahorita”, expresó el usuario que aspiraba surtir su vehículo en la estación de servicio Sucre de Puerto La Cruz.

Foto: José Félix Millán

Otra de novedades con las que se encontraron muchos anzoatiguenses es con la venta de apenas 20 litros en las pocas estaciones de servicio “premium” activas, es decir, las que manejan tarifa internacional.

Oscar Marín, esposo de una profesional de la medicina, afirmó que a pesar de tener salvoconducto, no se le ha hecho fácil comprar el combustible ni antes ni después de la llegada del primer envío de la gasolina iraní.

Él fue uno de los sorprendidos cuando el pasado sábado le dijeron que solo podría comprar 20 litros, a pesar del anuncio del gobierno central donde se especificaba que no existiría limite de compra a precio internacional.

“Tenía poco combustible en mi carro y acudí a una estación de combustible donde se paga la gasolina en dólares y desde las 7:00 de la mañana que esperé, tuve acceso a la estación de servicio a las 3:00 de la tarde y ¿Cuál es mi sorpresa? Que solo estaban vendiendo 20 litros de combustible por vehículo, aún pagando a precio internacional”, aseguró.

Muchos de los encuestados temen que el alivio en materia de carburante que experimentó el país con la llegada de los primeros buques con gasolina iraní, se vea interrumpido con el anuncio del Departamento de Justicia de Estados Unidos de confiscar la gasolina que el país islámico envía a Venezuela.