Esto es lo que han dicho Trump, Biden y la Iglesia Católica sobre la fecundación in vitro

21
Foto: White House.

Tanto el expresidente estadounidense Donald Trump como el actual presidente Joe Biden han expresado su firme apoyo al tipo de tratamiento de fertilidad conocido como fecundación in vitro (FIV), criticando una decisión de la Corte Suprema de Alabama que estableció que los embriones congelados son personas.

A raíz del fallo, algunas clínicas de fertilidad de Alabama han suspendido sus tratamientos de FIV.

Como han señalado los obispos de los Estados Unidos, es posible que muchos católicos no sepan que la Iglesia Católica prohíbe el uso de las tecnologías de reproducción asistida (como es el caso de la FIV) que reemplazan el acto matrimonial para lograr el embarazo. Además, la enseñanza de la Iglesia considera que procedimientos que llevan a la destrucción de embriones humanos no deseados, algo común en la FIV, son “moralmente reprobables”.

Las declaraciones de Trump y Biden sobre la fecundación in vitro

Trump dijo en una publicación en Truth Social el viernes que apoya firmemente la disponibilidad de la FIV “en todos los estados”, porque quiere “hacer que sea más fácil para las madres y los padres tener bebés, no más difícil”.

“El Partido Republicano siempre debe estar del lado del milagro de la vida, y del lado de las madres, los padres y sus hermosos bebés. La FIV es una parte importante de eso”, expresó Trump, y pidió a la Legislatura del estado que “actúe rápidamente para encontrar una solución inmediata para preservar la disponibilidad de la FIV en Alabama”.

Biden, por su parte, calificó el fallo de Alabama de “indignante”, y lo vinculó a lo que considera una usurpación de los derechos de las mujeres en todo el país.

“No se equivoquen: este es un resultado directo de la anulación de Roe v. Wade”, señaló Biden en un comunicado publicado el jueves.

Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, atacó directamente a Trump, diciendo en X (antes Twitter) que “sin importar lo que diga Donald Trump sobre la FIV” él es “el arquitecto de esta crisis de atención médica”.

¿Cuál fue el fallo de la Corte Suprema de Alabama sobre la FIV?

La Corte Suprema de Alabama falló el 20 de febrero que los embriones humanos congelados son niños de acuerdo a la legislación estatal, una decisión que podría tener efectos de gran alcance en los tratamientos de fertilización in vitro en el estado.

El fallo de 8-1 se produjo después de una demanda presentada por varios padres cuyos embriones congelados habían sido destruidos accidentalmente en una clínica de fertilidad. El tribunal dijo que las disposiciones de la Ley de Muerte por Negligencia de un Menor del estado se aplican a los niños “independientemente de su ubicación”.

“Se aplica a todos los niños, nacidos y no nacidos, sin limitación”, señaló el fallo, y agregó que esto es “especialmente cierto cuando, como aquí, el pueblo de [Alabama] ha adoptado una enmienda constitucional directamente destinada a evitar que los tribunales excluyan la ‘vida por nacer’ de la protección legal”.

¿Qué es la FIV y qué dice la Iglesia Católica al respecto?

La fecundación in vitro es un procedimiento que une artificialmente espermatozoides y óvulos en un entorno de laboratorio para concebir un hijo, fuera del acto sexual natural. Según la Clínica Mayo, la FIV se utiliza normalmente como un “tratamiento para la infertilidad” que “también puede utilizarse para evitar la transmisión de problemas genéticos a los hijos”.

La Iglesia Católica considera técnicas como la FIV “moralmente reprobables” debido al rechazo del acto procreativo natural del marido y la mujer, la mercantilización del niño humano y la destrucción de la vida humana embrionaria, que es muy común en el procedimiento.

El Catecismo de la Iglesia Católica enseña que, aunque “las investigaciones que intentan reducir la esterilidad humana deben alentarse”, prácticas como la FIV “disocian el acto sexual del acto procreador” y confían “la vida y la identidad del embrión al poder de los médicos y de los biólogos, e instaura un dominio de la técnica sobre el origen y sobre el destino de la persona humana”.

“Una tal relación de dominio —explica el Catecismo— es en sí contraria a la dignidad e igualdad que debe ser común a padres e hijos”.

John Grabowski, profesor de Teología Moral y Ética en la Catholic University of America en Washington D.C., dijo a CNA —agencia en inglés de EWTN News— que el tema está “interconectado” con el aborto, porque “la FIV generalmente resulta en la creación de ‘embriones de repuesto’, muchos de los cuales se congelan, descartan o se destruyen a través de la investigación con células madre embrionarias”.

En diálogo con EWTN News In Depth el 23 de febrero, el Dr. Joseph Meaney, presidente del National Catholic Bioethics Center de Estados Unidos, dijo que la sentencia de Alabama refleja claramente la realidad de la vida humana no nacida.

“Nos convertimos en nuevos seres humanos en el momento de la concepción. La Iglesia es muy clara al respecto y la ciencia es muy clara al respecto”, subrayó Meaney.

“Tenemos que darnos cuenta de que si la vida comienza en la concepción, entonces todos esos seres humanos concebidos deben ser protegidos”, resaltó Meaney. “Ya sea que estén en un laboratorio de FIV o en el vientre de sus madres, estos son nuevos seres humanos que merecen protección”.

Traducido y adaptado por el equipo de ACI Prensa. Publicado originalmente en CNA.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.