Estudiantes waraos no tienen ni un lápiz para escribir

Nabasanuka, una población warao en la selva deltaica.

Juan Carlos, uno de los sacerdotes que cumplen con sus labores religiosas en varias comunidades de la parroquia Manuel Renaud del municipio Antonio Díaz, denunció que los estudiantes de las diferentes escuelas que están en la selva deltaica, no tienen acceso a los útiles escolares.

El sacerdote se dirigió a las autoridades gubernamentales en el ámbito educativo del estado Delta Amacuro, para denunciar que los indígenas waraos que estudian en el Bajo Delta, no cuentan con lápices ni cuadernos para realizar sus apuntes escolares.

“Pero, señores representantes de los trabajadores de la educación, señores de la Zona Educativa, estimada Gobernadora Lizeta, cómo se puede estudiar sin un mínimo de útiles escolares. Ni papel ni un lápiz para compartir”, reclamó el cura.


Las infraestructuras educativas que se encuentran en el municipio Antonio Díaz no están en óptimas condiciones.

Por lo tanto, el sacerdote informó que hay comunidades indígenas que imparten sus actividades escolares en las casas de algunas familias. Como es el caso de Barranquita, Manacal, que también suma a los niños de Yarita, Jubasujuru y otros sectores.

Al mal estado de las escuelas y a la falta de útiles escolares, se suma la falta de comida, ya que los padres y representantes no perciben un salario que les permita cubrir los productos alimentarios que requieren.

Juan Carlos espera más atención por parte de las autoridades gubernamentales hacia las escuelas que están en el municipio Antonio Díaz, que geográficamente se ubica en la selva deltaica del estado Delta Amacuro.