Familias de Delta Amacuro retoman tradición de pintar sus casas

19
Foto: Tanetanae.

Varias familias y empresas en Tucupita, en el estado Delta Amacuro, han retomado este año la tradición de pintar sus casas y establecimientos de ventas. Han dicho, por un lado, que las ofertas de pinturas han mejorado; y por otro, sus ingresos esta vez les ha facilitado su adquisición.

La gobernadora de Delta Amacuro, Lizeta Hernández, felicitó al comercio en general “por el esfuerzo de mantener bonita a Tucupita”.  Reiteró que, pese a los embates económicos contra Venezuela, el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha gestionado vulnerar esta coyuntura.

“Yo felicito al comercio, todos son mis amigos, yo les había instado a pintar sus frentes, porque con la alcaldesa de Tucupita acordamos que no les cobraría el impuesto por concepto de publicidad y promoción, solo para que mantuvieran sus negocios bonitos”, dijo la funcionaria.

La mandataria regional felicitó además a los deltanos que han logrado pintar sus casas en zonas residenciales.

“Es un pueblo que no se rinde, que quiere salir de las sanciones para estar cada día mejor”, sostuvo Hernández.

Ofertas de pinturas

Hay variedad de pinturas a la venta en Tucupita. La oferta y la demanda esta vez ha llegado a un punto de equilibrio para este producto que en años anteriores presentaba distorsiones.

Ante la cantidad de ofertas y la competencia, los precios de las pinturas han descendido, según apreciación de varios usuarios que fueron consultados al respecto en algunos comercios.

Rosalía Rivero, del sector Paloma de Tucupita, explicó que, si bien Venezuela atraviesa por una coyuntura económica, notó que sus vecinos este año pintaron su casa; una iniciativa que no veía desde el 2014.

Incluyéndose, dijo que más familias retomaron la tradición de pintar sus casas.

“Este año por lo menos todos mis vecinos pintaron sus casas. Sí hay que caminar un poco para encontrar pintura barata, pero sí hay variedad y calidad”, aseguró Rivero.

El trabajador de uno del establecimiento que concedió ofrecer datos acerca de las ventas, afirmó que al cierre de este año las ventas han incrementado respecto al 2021. Explicó que los efectos de la pandemia por Covid-19 y la baja oferta de empleos, motivó la circulación de menos dinero en las calles

“La pandemia aplacó todo, no había tigritos (trabajos extra en el argot venezolano) para nadie y por aquí casi nadie compró”.

Compras navideñas

Es la otra cara que se nota en Tucupita. Por un lado, algunos dirigentes opositores afirman que, para el caso de la pequeña ciudad, se trata de una de la peor temporada decembrina. No obstante, las compras y ventas se mantienen en los comercios. Zapaterías, almacenes de ropas, licorerías y abastos de comida, permanecen con usuarios que realizan sus compras.

“Las ventas han subido, la gente está comprando zapatos, sábanas y pantalones”, informó uno de los trabajadores de un local comercial de la calle Mariño de Tucupita.

En el mercado municipal, por su parte, siguen expendiéndose los ingredientes para las hallacas con precios que son acompañados por las autoridades municipales.