Gobierno y Guaidó se ponen de acuerdo para combatir el Coronavirus

Foto: AN

A través de una nota de prensa, el Centro Nacional de Comunicaciones que dirige el diputado a la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, confirmó que se logró alcanzar un acuerdo con el Ministerio del Poder Popular para la Salud para manejar recursos que permitan aplicar planes de contención del nuevo virus que origina la enfermedad de la COVID-19.

En el escrito se lee que el convenio fue firmado por el Ministro de la Salud, Carlos Alvarado, y el médico Julio Castro, en representación de la Asamblea Nacional. Está fechado este 1ro de junio.

Según el Centro, los recursos provenientes de organismos internacionales bajo el concepto de ayuda humanitaria, serán recibidos y manejados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El gobierno central que preside Nicolás Maduro se comprometería a no entorpecer la ejecución de los fondos de acuerdo a lo que disponga la OPS.

A petición de las organizaciones humanitarias, el día 1ero de junio se firmó un plan de cooperación técnica para atender la crisis humanitaria del Coronavirus, que proporciona un marco integral para la aplicación de este plan, cuya fase inicial ejecutaría programas relacionados a las siguientes áreas:

1. Equipos de protección del personal de salud.
2. Mejorar la capacidad de diagnóstico.
3. Tratamiento clínico de casos confirmados.

La fecha de inicio de ejecución del plan aún no se ha dado a conocer y en los sitios web oficiales aún no hay confirmación del hecho.

Este sería el primer acuerdo al que llegan las partes enfrentadas agriamente desde enero de 2019 que encabezan Nicolás Maduro, por un lado, y el parlamentario Juan Guaidó, lo que significaría un acercamiento entre gobierno y oposición y el tácito reconocimiento entre las partes.

Foto: El Cooperante

Hasta este lunes, el país registra 1.662 casos positivos de la pandemia, día en que se computó el mayor pico de casos en lo que va de la cuarentena con 152.

Los voceros oficiales atribuyen el incremento de casos confirmados a los llamados importados que traerían a Venezuela migrantes retornados, provenientes en su mayoría de Colombia y Brasil y que son atendidos en los puntos fronterizos nombrados como PASI.