Golpe de Estado en Myanmar y detienen a la Nóbel Aung San Suu Kyi

19

El ejército de Myanmar tomó el poder este lunes 1 de febrero en un golpe de Estado contra el gobierno elegido democráticamente de la premio Nóbel Aung San Suu Kyi, quien fue detenida junto con otros líderes de su partido Liga Nacional para la Democracia (NLD) en redadas matutinas.

El ejército dijo que había llevado a cabo las detenciones en respuesta a un “fraude electoral”, entregando el poder al jefe militar Min Aung Hlaing e imponiendo el estado de emergencia durante un año, según un comunicado emitido por un canal de televisión de propiedad militar.

El partido de Suu Kyi publicó comentarios en Facebook que decía que habían sido escritos en anticipación a un golpe, y la citaba diciendo que la gente debería protestar contra la toma del poder militar.

El golpe hace descarrilar años de esfuerzos respaldados por Occidente para establecer la democracia en Myanmar, también conocida como Birmania, donde la vecina China también tiene una poderosa influencia.

Los generales tomaron su decisión horas antes de que el parlamento se sentara por primera vez desde la aplastante victoria de la NLD en las elecciones generales del 8 de noviembre, consideradas como un referéndum sobre el incipiente gobierno democrático de Suu Kyi.

Las conexiones telefónicas y de Internet en la capital, Naypyitaw, y el principal centro comercial de Yangon se interrumpieron y la televisión estatal dejó de emitirse tras la detención de los líderes de la LND.

Suu Kyi, el presidente Win Myint y otros líderes de la LND fueron “secuestrados” en las primeras horas de la mañana, dijo a Reuters por teléfono el portavoz de la NLD, Myo Nyunt. 

Un video publicado en Facebook por un parlamentario parecía mostrar el arresto de otro legislador regional, Pa Pa Han.

En el video, su esposo suplica a hombres vestidos con atuendos militares que están afuera de la puerta. Se puede ver a un niño pequeño aferrado a su pecho y llorando.

Las tropas y la policía antidisturbios se mantuvieron al margen en Yangon, donde los residentes corrieron a los mercados para abastecerse de suministros y otros se alinearon en los cajeros automáticos para retirar efectivo. Posteriormente, los bancos suspendieron los servicios debido a las malas conexiones a Internet.

Las detenciones se produjeron después de días de escalada de tensión entre el gobierno civil y el ejército a raíz de las elecciones.

Con información de Reuters