Guaidó pidió a la comunidad internacional más intervención en Venezuela

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela Juan Guaidó tuvo un derecho de palabra en la sesión pautada este miércoles 23 de septiembre en la sesión de la Organización de Naciones Unidas en el marco de sus 75 años.

La sorpresiva intervención del diputado estuvo centrada en solicitar a la comunidad internacional más acciones oportunas y decisivas para restaurar la democracia en Venezuela porque, según lo planteó, “se ha agotado la vía diplomática”.

En el llamado ante las delegaciones de países que conforman la ONU, Guaidó demandó la contemplación de otros escenarios y estrategias en el marco de la doctrina de Responsabilidad de Proteger de los Estados, aludiendo al propio Secretario General, Antonio Guterres, quien en el 2018 expresó en una asamblea general que “los principios fundamentales significan poco si no se aplican cuando más se necesitan”.

Para el parlamentario hoy en día Venezuela ve imperiosa la necesidad de aplicar esos principios de protección al pueblo desde acciones de la comunidad internacional.

En ese sentido, dijo que “debo pedirles hoy alinear los esfuerzos de asistencia internacional para restablecer la soberanía efectiva en Venezuela, y proteger a la población civil desarmada, ante la comisión sistemática y reiterada de crímenes de lesa humanidad a manos del régimen dictatorial que usurpa la presidencia de Venezuela”.

Admitió que es Nicolás Maduro quien ostenta el poder de facto en el país y que por esta razón hace tal solicitud de intervenir internacionalmente.

La doctrina de protección internacional para los pueblos también es conocidad como la R2P.

Guaidó considera que tras el informe de la Misión independiente de determinación de hechos hay elementos suficientes para que Nicolás Maduro sea sometido a juicio a través de la Corte Penal Internacional.

Sobre el evento planteado para el 6 de diciembre con el cual se pretende renovar la Asamblea Nacional a través de las elecciones legislativas, el diputado reiteró su rechazo a la justa calificándola como una farsa electoral.