Guajira sería el municipio zuliano más golpeado por la crisis

Guajira
Paraguaipoa (Foto: Humberto Matheus|Wuayuunaiki)

Esta semana, Codhez divulgó su boletín del mes de agosto sobre la situación de derechos humanos en el Zulia. En este, evidencia que Guajira es el municipio zuliano más afectado por el colapso de los servicios públicos.

La Comisión para los Derechos Humanos del Zulia (Codhez) destaca en el documento publicado en su portal web, la violación de los derechos de los pueblos indígenas y la situación ambiental del Zulia.

Precisa que, este estado concentra más de la mitad de la población indígena de todo el país, con un 61,2% del total, integrada por los pueblos wuayuu, yukpa, añú, barí y japreira.

De estos, la mayor parte son wuayuu, quienes representan al pueblo indígena más grande de Venezuela siendo los principales habitantes de la Guajira, aunque también viven los añú.

Si el estado Zulia ha sido el estado que ha registrado más horas sin electricidad del país, en la entidad el municipio Guajira es el que padece apagones con más frecuencia y por más horas.

Lo que a su vez, genera falla con otros servicios como el de agua potable, telecomunicaciones, salud y educación, entre otros.

En este sentido, detalla el boletín que el municipio inició el 2019 con varios sectores a oscuras, acumulando para el 9 de enero dos semanas sin servicio.

Por si fuera poco, el apagón nacional iniciado el 7 de marzo, en Maracaibo alcanzó las 107 horas continuas. Pero, en el caso de Guajira llegó a 177 horas continuas sin electricidad.

Además, en los siguientes meses persistieron las fallas en el servicio llegando a acumular hasta 480 sin electricidad en Paraguaipoa y Potreritos en abril. Y en mayo sumaron otro apagón de 96 horas continuas.

Este colapso del servicio eléctrico provocó algunas protestas de los pobladores con el cierre de la carretera binacional Troncal del Caribe.

Otros servicios están en emergencia en Guajira

Pese a la riqueza hídrica del municipio Guajira, el servicio de agua potable es otro de los que presenta fallas.

Según el Boletín publicado por la organización no gubernamental, en Guajira solo hay 5 camiones cisternas para abastecer de agua el municipio. Además, no tienen ningún tipo de control sanitario.

De acuerdo al monitoreo realizado por Codhez, en la zona un tanque de agua (1000 litros) le podía costar, en mayo, hasta el 60% de un salario mínimo mensual.

Asimismo, deben lidiar con la compra de gas doméstico, pues a diferencia de otros municipios zulianos, en Guajira el gas se ofrece por bombonas. Para mayo, los pobladores tenían que pagar 1 salario mínimo por una bombona de 40 kilos y después de 4 meses sin distribución de las mismas.

También los pueblos indígenas de Machiques sufren las consecuencias de la crisis

El caso de los pueblos indígenas que hacen vida en la Sierra de Perijá en el municipio Machiques, podría ser aún peor según refiere el boletín.

En el caso de los yukpa la falta de atención gubernamental se evidenciaría en la casi inexistente prestación de servicios públicos, así como en la pobreza, la desnutrición, la inseguridad por la presencia de grupos irregulares y, en general, la falta de condiciones básicas para un nivel de vida adecuado.

Una de las evidencias más notable del abandono gubernamental es el nivel de afectación por malaria en la comunidad Yukpa.

Según refiere el Boletín, en El Tukuko, de cada 10 personas que se hacen la prueba de malaria, 4 ó 5 son casos resultan positivos. Es decir, entre 40% y 50% de los casos evaluados.

Finalmente, en materia ambiental, el documento advierte sobre la creciente deforestación de la Cuenca del Lago de Maracaibo, así como la contaminación de sus aguas.

Codhez considera urgente que el Estado venezolano diseñe y ejecute de inmediato una solución óptima para atender a las poblaciones vulnerables en los territorios indígenas y solventar la situación de los servicios públicos en la región. Así como también, un plan de acción para enfocar la atención a los problemas ambientales, en especial hacia la ya alertada situación de contaminación del Lago de Maracaibo, advertida en reiteradas oportunidades por grupos ambientalistas zulianos

Lea completo el Boletín aquí