Imputan por homicidio culposo a personal médico de Maradona

Tres integrantes del personal sanitario que atendieron a Diego Armando Maradona en los últimos días de su existencia fueron imputados por homicidio culposo por parte de la Fiscalía General de San Isidro, Argentina.

El psicólogo Carlos Díaz, y los enfermeros Dahiana Gisela Madrid y Ricardo Almirón son los presuntos implicados en el «homicidio culposo» de Diego Maradona.

Dahiana Gisela Madrid reconoció haber mentido en su reporte a la empresa que la contrataba sobre actuaciones de control del estado de salud del 10 argentino.

En su primera declaración, la enfermera dijo que la mañana en que murió Maradona, no había ingresado a su habitación, pero que había escuchado que se había levantado a orinar a las 7:30.

Sin embargo, en un informe interno que confeccionó para la empresa de salud en la que trabajaba escribió que sí había traspasado la puerta de la habitación del Diez para controlar sus signos vitales.

Al verse acorralada por los elementos probatorios, dijo: “Escribí en el reporte que le intenté controlar signos vitales, lo cual no es cierto”, reseña la prensa argentina.

De acuerdo con la Fiscalía General de San Isidro, el cargo legal que se le atribuye a las tres personas es homicidio culposo por negligencia u omisión, el mismo delito que también se le atribuye al neurocirujano Leopoldo Luque y a la psiquiatra Agustina Cosachov.

La investigación se ha extendido al personal sanitario que atendió a Maradona hasta diez meses antes de su muerte el 25 de noviembre de 2020.

La imputación despierta algunas curiosidades porque hasta un psicólogo y un psiquiatra son acusados por homicidio culposo.

Sobre este asunto, los fiscales han dicho que «su participación en el cuidado de la salud de Maradona fue preponderante».