Indígenas Bari y Wayuu se enfrentan por tierras en Machiques

El pasado 15 de agosto y el 11 de septiembre se presentó un enfrentamiento interétnico entre Bari (de la comunidad Bakugbari) y Wayuu que ocupan la finca Los Bohíos

El problema de tenencia de tierra vuelve una vez a las comunidades indígenas de la Sierra de Perijá, específicamente en la parroquia Río Negro, ubicada en la carretera Machiques Colón, donde indígenas del pueblo Bari y campesinos Wayuu se disputan la titularidad del territorio.

El primer hecho de violencia contra la comunidad Bari ocurrió el 15 de agosto de este año, que dejo 6 heridos. La segunda fue el pasado 11 de septiembre. Así lo denunció Aminta Achirogdoda, Cacica Bari de la comunidad Bakugbari.

La cacica Bari denunció que “unos hermanos campesinos Wayuu nos agredieron en nuestro territorio, porque esas tierras están en zona de reclamación y recuperación de demarcación de tierras, esa agropecuaria Los Bohíos. Esa finca la solicitamos al Estado, al Inti, como anexo a nuestra comunidad Bari Bakugbari”.

Esta comunidad Bari, desde el 2005, ha solicitado la ampliación del proceso de demarcación de tierras del pueblo Bari, sin tener respuesta alguna. Pero en el 2008, el INTI, como ente rector, hizo caso omiso a la solicitud y entregó a 7 ocupantes del pueblo wayuu las cartas agrarias.

Achirogdoda informó que en julio de este año se reunieron en la ciudad de Caracas con Yamileth Mirabal, vice ministra del ministerio indígena, Luis Rivero, consultor jurídico nacional del Instituto Nacional de Tierras y Miguel Ángel Abagtrai, secretario de acta de la organización Bari Asobariven, para tomar acciones que pongan fin a este conflicto de tierras.

En esa reunión con autoridades se acordaron varios puntos, como realizar una visitar a la zona, revisar los documentos de ambas partes con fechas acordadas pero no se cumplieron los compromisos.

“Nosotros como comunidad hemos decidido denunciar esta situación que atravesamos, hace semanas ambas partes involucradas en el conflicto fijamos unos acuerdos mutuos de no agresión, ni violencia, ni amenazas, pero eso no se cumplió por parte de los Wayuu, porque lamentablemente fuimos violentamente agredidos con palos, piedras, machetes incluso con disparos en el aire”, sentenció la cacica.

La cacica de Bakugbari responsabilizó directamente al Estado venezolano por ignorar este conflicto de tierras. “Aún estando en socialismo y en revolución, nos sentimos en la 4ta república. Estamos desatendidos, el gobierno no nos escucha. Si hay muertos en nuestra comunidad, es responsabilidad del gobierno nacional, porque no nos han dado respuesta a esta disputa, teniendo conocimiento pleno de los que ocurre en materia de tierra y territorio en esta zona indígena”.