Informe de UVL: “50 días de cuarentena, se impone la improvisación”

Una Ventana a la Libertad divulgó un informe especial sobre los 50 días de confinamiento o cuarentena social implementado por el gobierno venezolano como medida para evitar la propagación de la COVID-19 en Centros de Detención Preventivo (CDP) en Venezuela.

El estudio fue realizado en 16 estados de Venezuela: Anzoátegui, Aragua, Bolívar, Carabobo, Caracas, Falcón, Guárico, Lara, Miranda, Mérida, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa, Táchira, Vargas, y Zulia.

Sobre estos cincuenta días existen cuestionamientos que parten de un hecho que parece simple pero complejo a la vez: la improvisación.

Desde los datos aportados por UVL, en los CDP “no existe un protocolo que oriente a las diferentes autoridades de las regiones”.

En el informe asegura que en algunos calabozos se implementaron medidas de forma asíncronas, es decir, “sin una secuencia determinada”. El gobierno de Venezuela aplicó algunas medidas solo cuando “la situación se hacía sumamente peligrosa”.

La ONG UVL ha cuestionado que el gobierno de Venezuela solo implemente la limpieza y desinfección de espacios, lo cual considera “insuficiente”.

Restricciones de alimentos, hambre y motines

El primer elemento que resalta en este informe es que no existe un protocolo que oriente a las diferentes autoridades de las regiones en donde se encuentran ubicados los CDP, sobre cómo deben implementar las medidas de prevención de la COVID-19 y cuáles son las más urgentes.

En diferentes momentos de la cuarentena, las medidas fueron implementadas en algunos calabozos sin una secuencia determinada. Sólo cuando ya la situación se hacía sumamente peligrosa, se intensificaron las medidas en algunos estados, como es el caso de Nueva Esparta.

No todos realizan las mismas medidas ni durante un tiempo preciso.

A juicio de UVL, una de las medidas drásticas e improvisadas ha sido la suspensión de las visitas, lo que a su vez ha profundizado la crisis carcelaria y ahondado mucho más la crisis alimentaria en los CDP.

Consecuencias de la improvisación

Según la mencionada organización, las restricciones de visitas en los Centros de Detención Preventivos como medida para evitar la expansión de la COVID-19 fue implementada de forma improvisada en 30 CDP del país petrolero.

La medida ha desencadenado más desnutrición, protestas y motines, asegura Una Ventana a la Libertad.

Un fenómeno que ha coincidido con las medidas “improvisadas” ha sido el aumento de las fugas de los CDP y la acción policial brutal hacia quienes huyen.

Datos

  • 4 jornadas de desinfección en 50 días en las prisiones de Venezuela.
  • Aplicación de un plan de descongestionamiento.
  • 404 reclusos han sido liberados como medida contra el coronavirus: 29 mujeres y 375 hombres.
  • 77 fugados en cincuenta días de los cuales, 53 fueron asesinados y 11 recapturados.
  • La violencia policial de recaptura ha sido notable.

Leer en informe completo aquí: 50 días de cuarentena en los Centros de Detención Preventivos.