EE.UU: Inteligencia tiene 3 meses para investigar origen de la COVID-19

El presidente de EE.UU., Joe Biden. Foto: EFE

El presidente estadounidense, Joe Biden, pidió a los funcionarios de la inteligencia de su país incrementar esfuerzos para encontrar los orígenes de la COVID-19.

El jefe de la Casa Blanca solicitó a China cooperar con las investigaciones.

A principios de 2021, un equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) viajó a Wuhan- China, donde se reportaron los primeros casos del virus, para analizar los posibles orígenes de la enfermedad.

Tras varios días de análisis y una visita al mercado de la ciudad, que se decía podría ser el lugar de origen del brote, los resultados finales no dieron detalles sobre su posible origen. 

Tras nuevos cuestionamientos, la OMS solicitó una nueva investigación en la que participen, sus investigadores, y otros miembros de la comunidad científica. 

Alarmas encendidas

Según los Estados Unidos, el llamado responde a preocupaciones tanto domésticas como internacionales, que buscan presionar a China para que ofrezca mayor transparencia; sobre el brote.

Además, las alarmas se encendieron, cuando el Gobierno estadounidense, se enteró que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan, se habrían enfermado con el virus en noviembre de 2019.   

Biden, a través de un comunicado, señaló que los funcionarios de inteligencia se muestran divididos respecto al origen del virus. 

A su vez, Biden pidió a los funcionarios de inteligencia que redoblen sus esfuerzos para recopilar y analizar información que pueda acercarlos a una conclusión definitiva, y que para ello tienen 90 días.

Fuente: AFP