Javier tiene 14 años de voluntario transformando vidas en IRFA

82
Foto: Juan Carlos Rosales.

En el año 2008 el profesor Javier Prieto llegó al Instituto Radiofónico Fe y Alegría (IRFA) en Guasdualito para brindar sus conocimientos a los participantes siendo voluntario.

“Realmente ha sido una experiencia gratificante, trasformadora. Yo me he transformado y hemos ayudado a otros a transformarse. Son muchos participantes que hoy son profesionales en diversas áreas”, expresó.

Este 5 de diciembre, Día Internacional del Voluntariado, Prieto cree que la mayor retribución que tiene el profesor es ver la cara de felicidad de los participantes cuando cumplen sus metas gracias a la oportunidad que les brinda el IRFA, lo que les permite mejorar su vinculación con el entorno.

“Me llena de emoción que podamos ver la alegría de nuestros participantes que se han transformado. Modifican su forma de vida, aprenden a vivir y convivir con sus comunidades”, agregó.

De los años 14 años que tiene Javier de experiencia en el IRFA como voluntario, resalta los métodos de enseñanza y aprendizaje compartidos entre el docente y el estudiante.

“En el IRFA aplicamos mucho un principio del pedagogo y filósofo Paulo Freire: nadie enseña a nadie y nadie se educa solo”, comentó.

“Nosotros no enseñamos: ayudamos a que el otro aprenda porque es una decisión individual de cada participante si aprende o no aprende. Cuando quiere aprender podemos ayudarle y nosotros también aprendemos”, añadió.

Prieto siente que con su trabajo como docente está dando un aporte para la construcción del país. Él considera de suma importancia motivar a los jóvenes para que se queden luchando por el desarrollo de Venezuela.