La hallaca de Delta Amacuro recoge el sabor de toda Venezuela

44
Foto: Archivo.

La hallaca que se prepara en Delta Amacuro, que originalmente llevaban huevos y papas, ahora es mixta como las culturas que predominan en la entidad.

La hallaca forma parte del menú en el plato navideño de Venezuela. Para algunos venezolanos, la cena no estará lista hasta que esté esa masa rellena de cochino, carne, vegetales y condimentos. Cada región del país le da un toque diferente que caracteriza a estas entidades. En Delta Amacuro, por su parte, estos gustos se unen.

Zaida Ramos es una indígena warao de Delta Amacuro que se casó con el señor Carlos Rivas, quien es de San Cristóbal, estado Táchira. Ramos primero preparaba las hallacas a la deltana: con papas y huevos sancochados, pero tras su unión matrimonial, ahora fusiona más sabores.

De acuerdo con Ramos, la diferencia está en el guiso y otros ingredientes. Su esposo le mostró que, en su tierra, en los andes venezolanos, hay dos tipos de hallacas, la que lleva caraotas o garbanzos y la que no. Él le aseguró que su mamá prepara la más tradicional.

“El detalle está en el guiso, lo que se le eche, mientras más aliños, le da un sabor diferente. Por ejemplo, yo que soy warao, de niña teníamos que hacer las hallacas de gallinas, porque en nuestras tierras es más complicado criar ganado o cochinos; claro, luego todo eso cambió. Luego aprendí que la hallaca puede ser de carne de res, cochino u otras cosas como caraotas. Bueno, aquí en mi familia le metemos un poquito de todo eso”, dijo entre risas.

José García, un habitante no indígena de Tucupita, contrajo matrimonio con una caraqueña y comentó entre risas que, durante la primera navidad juntos, tuvieron que decidir entre poner papas y huevos sancochados o no. Su esposa, de la capital venezolana, mantiene la tradición de no ponerle huevos ni papas. Finalmente eligieron mezclar los sabores.

“Terminamos haciendo unas hallacas deltaraqueñas (risas), o sea, con huevos, papas lo que le ponen en algunos lugares del Delta e ingredientes que le ponen los caraqueños, como la salsa inglesa, almendras, o tomates rayados, del resto todo sigue igual”, aseguró García.

En Delta Amacuro existe una mezcla cultural como la que caracteriza a toda Venezuela. No es cierto que solo sea una tierra donde habitan indígenas waraos. Este mestizaje ha derivado en que las tradiciones navideñas, entre ellas, la gastronomía, sean más ricas.

Geraldo Rivero es un deltano que trabaja con árabes cristianos de Siria. Esta familia invita a parte de sus trabajadores a compartir la cena navideña

“Yo llevo hallaca, una hallaca que tiene la forma de cómo se prepara en Puerto Ordaz y Tucupita y ellos ponen en la mesa enrollados de pan árabe con pollo, carne y mucho aliño y ponen muchas granolas, me gusta su comida y a ellos también les gusta la hallaca”, dijo Rivero.

Tucupita tiene el 70 por ciento del total de la población del estado Delta Amacuro. Caraqueños, zulianos y margariteños, han echado sus raíces con waraos, no indígenas, e incluso, trinitarios y guyaneses. Esta diversidad se nota cuando se deleita con una hallaca deltana, la preparación que tiene el sabor de toda Venezuela.

El lugar donde conseguir todos los ingredientes para preparar las hallacas es el mercado municipal de Tucupita. De acuerdo con varios vendedores, anteriormente los usuarios solo compraban limitados aliños, pero posteriormente notaron que estos fueron diversificándose, al punto que no lo han tenido en existencia. Esta vez los han llevado desde otros estados y están listos para seguir vendiendo.