La pandemia no se ha acabado, advierte la gobernadora del Delta

101
Gobernadora Delta Amacuro
Archivo

La pandemia por la COVID-19 sigue. Algunos países en el mundo han relajado las medidas preventivas, mientras que otros como China, han vuelto al confinamiento pese al rechazo de sus ciudadanos quienes han reaccionado con saqueos en Shanghái.

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, advirtió recientemente que no es momento de dejar los tapaboca, ya que el virus que causa la COVID-19 sigue estando presente.

“Hay (algunos) que ya no le paran a los tapaboca: epa, cálmese”, reclamó la funcionaria. En este sentido, insistió en que los comerciantes deben mantener las medidas preventivas en sus establecimientos, así como los docentes con los alumnos en las escuelas.

De acuerdo con la gobernadora, en la entidad han fallecido 302 personas producto de la enfermedad. Sin embargo dijo que “nadie puede creer que eso sea verdad. Entonces, mantengamos las medidas de prevención, no sabemos si las mutaciones son para bien o para mal, no lo sé, no soy adivina”.

La semana pasada dos vendedores de tapaboca en Tucupita manifestaron a Radio Fe y Alegría Noticias que las ventas de este producto han disminuido. Explicaron que antes vendían entre 20 y 30 mascarillas al día, ahora solo dos o tres. Creen que la gente ya no prioriza la pandemia.

Sala de confinamiento “para COVID y no COVID”

Hernández también informó que los trabajos para inaugurar la sala de confinamiento en el hospital de Tucupita “para COVID y no COVID” avanzan en un 90 por ciento. “Construir un hospital no es cualquier cosa”, dijo la funcionaria.

Actualmente el hospital general está funcionando en el materno del mismo complejo hospitalario Dr. Luis Razetti de Tucupita, porque se están llevando a cabo trabajos de acondicionamiento.