La violencia de género empieza con una ofensa y termina en femicidio

Foto: referencial.

En conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Radio Fe y Alegría Noticias conversó con la directora del Proyecto 860, Beatriz Salas, quien manifestó que la violencia de género empieza con una ofensa y termina en femicidio.

«Empieza con una palabra la violencia psicológica y va en escala y concluye con un feminicidio. Es tan imperceptible que muchas mujeres no saben que se encuentran en situaciones violentas», enfatizó.

Salas explicó los principios para evitar que la violencia se extienda. Aseguró que muchas veces el agresor es un familiar, vecino o un conocido cercano de la víctima.

Debido a la llegada de la COVID-19, las mujeres que ha sido víctimas de violencia «quedaron encerradas con sus agresores y esto, por razones obvias, incrementa los casos de violencia», indicó.

En cuanto a los casos de mujeres asesinadas dijo que en lo que va de año se han reportado aproximadamente más de 200 femicidios en nivel nacional.

«Lo que nos preocupa y ha activado las alarmas es que los femicidios son en adolescentes en un 60%, aún cuando la pandemia ha disminuido. La cifra sigue incrementando, la violencia hacia las mujeres se ha extendido y hacia los niños también», acotó.

En este sentido, llamó a la reflexión para construir una sociedad donde las niñas, adolescentes y mujeres adultas reivindiquen sus derechos.

«Promovamos las buenas costumbres, los principios, empoderemos a esas niñas que tenemos en casa, las adolescentes y las adultas. Enseñemos que cuando no se sientan a gusto con alguna situación denuncien, eleven la voz. La violencia ocurre porque se normaliza dentro de los hogares y al normalizarla también lo hacemos en las comunidades, sitios de trabajo y se extiende. Pero si somos nosotros los voceros dentro de los hogares vamos a enseñarle a esas niñas de hoy que no permitan verse vulneradas», afirmó.

Asimismo, dijo que las mujeres venezolanos tienen que promover sus derechos, la igualdad y empoderarse para no «llegar hasta la última escala de la violencia».