Liberado director de ONG Convite

Foto: Tal Cual

Luego de permanecer dos horas detenido en la sede de las FAES en La Quebradita, Caracas, fue liberado el director de la ONG Convite Luis Francisco Cabezas junto a su administradora Patrizzia Latini.

También le fueron devueltos sus equipos de computación y teléfonos celulares.

En su cuenta de Twitter la organización agradeció la solidaridad de muchos ante este suceso y anunció que en las próximas horas estarán ofreciendo más información.

Ya en la sede de Convite

Como informáramos más temprano, un poco antes de las 2 de la tarde de este martes 15 de diciembre, personal de la ONG Convite informó que funcionarios del Tribunal Cuarto allanaron su sede ubicada en la ciudad de Caracas.

Al parecer los tribunalicios llegaron solicitando información acerca del trabajo humanitario que realiza esta organización social.

Convite es una organización que trabaja con ayuda humanitaria a través de la entrega de medicamentos, comida y atención psicosocial a los adultos mayores fundamentalmente en Caracas y Miranda.

El Tribunal 4to. de Control trabaja en casos vinculados con delitos asociados al terrorismo.

Agentes de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) presentaron una orden por “financiamiento del terrorismo” y procedieron a llevarse los equipos de las instalaciones de la ONG, ubicada en Los Dos Caminos, en Caracas.

Su director, Luis Francisco Cabezas, y la administradora fueron trasladados a la sede de la PNB en el sector La Quebradita para rendir declaraciones.

De acuerdo con Espacio Público, el juez José Márquez de este tribunal fue quien ordenó la “visita” a la Asociación Civil. Esta organización exige «el cese de la persecución hacia los defensores de los derechos humanos». 

Por su parte, Provea condenó el uso de tribunales contra el terrorismo y el uso del «escuadrón de la muerte (FAES) para hostigar la labor de ayuda humanitaria y de defensa de derechos humanos de la organización Convite y cualquier otra organización de la sociedad civil». Igualmente recordaron que la solidaridad y la ayuda humanitaria no son delito.

Presumiblemente el procedimiento también tenía como finalidad ubicar supuestos «explosivos» en la sede la fundación.

Por lo pronto, se desconocen las razones del allanamiento y de la incautación de sus equipos.

Noticia en desarrollo…