Los dos norteamericanos de la operación Gedeón no aparecen en la lista de los detenidos

La Justicia de Venezuela dictó prisión preventiva para 40 personas por su vinculación con el fallido ataque marítimo de hace dos semanas al que bautizaron Operación Gedeón en el que, según el Gobierno, fallecieron 8 personas y otras 45 resultaron detenidas, informó este sábado el Tribunal Supremo de Justicia.

En un comunicado emitido por el máximo tribunal de la república con los nombres y apellidos de los afectados por la medida cautelar no figuran Airan Berry y Luke Denman, dos ex militares estadounidenses detenidos, cuya condición procesal no fue brindada por la fuente.

Ambos tenían identificación de la contratista militar Silvercorp, una empresa con la que firmó un contrato el estratega Juan José Rendón, hasta la semana pasada asesor del diputado Juan Guaidó, para esos ataques, si bien explicó que finalmente no les dio «luz verde» y que Guaidó no lo firmó.

Horas después de su aprehensión fue el propio presidente de la república quien aseguró que los dos estadounidenses serían tratados bien y en respeto a sus derechos fundamentales.

El Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunciaba que su país haría “todo lo que estuviese a su alcance” para rescatar a Berry y Denman, al tiempo que negaba la participación de su gobierno en esta operación militar.

En la lista emitida por el Tribunal, además de los dos estadounidenses, faltan tres nombres más para completar las 45 personas que el Ejecutivo aseguró haber detenido.

Sequeda y el hijo de Baduel en la lista

Uno de los que quedará en prisión preventiva es el capitán Antonio Sequeda, exintegrante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), acusado de los delitos de homicidio intencional calificado en grado de frustración en la persona del presidente Nicolás Maduro, traición a la patria, tráfico ilícito de armas de guerra, terrorismo y asociación para delinquir.

Vale recordar que Sequeda implicó en esta acción al ex comisario de la Policía Metropolitana Iván Simonovis en un interrogatorio que fue televisado por el Ministro de Comunicación e Información Jorge Rodríguez.

Otro de los participantes en la Operación Gedeón, Josnars Adolfo Baduel, hijo del General Raúl Isaías Baduel, también obtendrá prisión preventiva acusado de los delitos de terrorismo, asociación para delinquir y traición a la patria.

Según el Ejecutivo, Baduel ya era prófugo de la Justicia, tras haber participado en «dos o tres intentonas golpistas» entre los años 2018 y 2019.

Hasta que arranque el juicio

A la mayoría de los detenidos se les dictó la medida por «la presunta comisión de los delitos de traición a la patria, rebelión y conspiración con gobierno extranjero (…) tráfico ilícito de armas de guerra y asociación», según reza el documento.

A otro de los acusados se le imputa el delito de «financiamiento al terrorismo».

Todos deberán permanecer en prisión hasta que los tribunales correspondientes decidan la fecha en la que arrancará el proceso judicial con la audiencia preliminar, en la cual se conocerá si pasan a la siguiente fase, que determinaría, de manera individualizada, las penas a pagar por los hechos que se les imputan.

Con información de El Estímulo