Madre de salvadoreña que murió a manos de policías mexicanos pide resguardo para sus nietas

Foto: El Universal de México

Rosibel Arriaza, madre de Victoria Salazar, la salvadoreña que murió a manos de policías mexicanos de Tulum a principios de esta semana, solicitó este miércoles al presidente de Estados Unidos que le conceda refugio a sus dos nietas de 15 y 16 años.

Arriaza expresó que siente temor que a las niñas «les suceda algo mal en México» luego del hecho por el cual están siendo procesados los efectivos que participaron en el procedimiento al someter por causas nada claras a la salvadoreña.

La mujer también manifestó que no quería llevarse sus nietas a El Salvador porque en ese país tampoco tiene las condiciones para su manutención a pesar de la ayuda que le ha ofrecido el gobierno de Nayib Bukele.

Por esta razón le ha pedido al presidente Joe Biden que le otorgue la condición de refugiada a las menores en Estados Unidos. La menor de 16 años fue reportada como desaparecida pero este miércoles 31 de marzo llegó por su propio voluntad a la dependencia donde ya recibe atención especializada.

Días antes del suceso Victoria Salazar había denunciado a su ex pareja de abusar de una de sus hijas. Autoridades policiales de Tulum, en el estado mexicano de Quintana Roo, informaron que ya detuvieron al hombre.

Por lo pronto, se desconoce si Rosibel Arriaza podrá repatriar el cuerpo de su hija a El Salvador. El suceso ha causado indignación internacional. El gobierno de México también ha dicho que se investigará hasta las últimas consecuencias.