Maduro en México genera protestas

Con la inesperada llegada del presidente de la República de Venezuela, Nicolás Maduro en México, a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), los presidentes de algunos países miembros desviaron el debate hacia el estado de la democracia en su país.

Por su parte, Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay manifestó que “Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido o circunstancia representa un reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro. Es de caballeros decirlo de frente”.

Asimismo el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, expresó que:

 “Compartimos la autodeterminación y la no intervención, pero uno de los elementos que impulsa la Celac es la democracia y la democracia es el mejor sistema que tienen los individuos para ser libres. Y por eso participar de este foro no significa ser complaciente”.

De igual forma, subrayó que  “Cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”.

Ante esto el presidente Maduro expresó que “Nosotros creemos profundamente en el diálogo de diversos, y yo le digo al presidente de Paraguay: ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia… en Paraguay, en Venezuela y en América Latina, y estamos listos para darlo

Diferentes impresiones

Por otro lado, diferentes usuarios de la red social Twitter se han realizado la pregunta de cómo es posible que Maduro pueda estar en la Ciudad de México cuando Estados Unidos ofreció en 2020 $15 millones por su captura.

En marzo del año 2020 el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, anunció la presentación de cargos por narcotráfico contra el mandatario nacional y que EE.UU ofrecia la recompensa de $15 millones por su captura.

Esta medida tenía el objetivo de profundizar la presión de Washington para obligar la salida del poder de Maduro, ya que califican su gobierno como «ilegítimo» y «dictador».

Asimismo, considerando que  supuestamente maneja venta de drogas y ha realizado colaboraciones  con la exguerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según lo reseña BBC News.

En ese momento Maduro negó los cargos presentados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, y manifestó que eran «un conjunto de acusaciones falsas» y culpó al gobierno de Donald Trump de comportarse como «cowboys racistas del siglo XIX» al ofrecer una recompensa por su captura.

Protestas ante su llegada

Migrantes venezolanos que residen en la ciudad de México, convocaron a una protesta este sábado en el Monumento a Benito Juarez, avenida Juarez, a un lado del Palacio de Bellas Artes,  rechazando la  presencia de Maduro “en suelo democrático y libre mexicano, de un opresor y violador de DDHH”.

“Pedimos a nuestros amigos mexicanos y de otros países, que nos acompañen. Llevemos nuestras banderas, pitos, gorras, pancartas alusivas a nuestro país“, indicaron los venezolanos en la convocatoria divulgada por medio de redes sociales.