Apure: más de 150 mil personas reciben el año sin agua

50
Planta de agua Hidrollanos
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

El 2022 se despidió de muy mala manera con el servicio de agua potable en los municipios apureños San Fernando y Biruaca. Faltando una hora para el cañonazo una fuerte subida del voltaje eléctrico dañó por completo el tablero de los nuevos equipos de bombeo instalados hace mes y medio en el principal punto de captación ubicado en el puente María Nieves, sobre el río Apure.

Con la falla se paralizó el suministro de agua a más de 150 mil personas de estos dos municipios. La información por Radio Fe y Alegría Noticias este primero de enero el presidente de Hidrollanos, Aníbal Aguilar.

El alto funcionario, quien también dio detalles por redes sociales, precisó que aproximadamente a las 11 de la noche del sábado 31 de diciembre se originó una fuerte fluctuación eléctrica en San Fernando, lo que ocasionó que varios componentes eléctricos del tablero principal de la toma de agua se dañaran por completo. Entre ellos están cables chamuscados, interruptores calcinados, fusibles volados, etc. Indicó que paulatinamente irían haciendo las reparaciones respectivas ya que la inversión era importante.

Cuadrillas de la hidrológica seguían trabajando este lunes 2 de enero para atender la falla. Por lo pronto, el suministro está racionado por pocas horas hasta que solvente la situación.

Estos nuevos equipos fueron instalados el pasado 16 de noviembre pero debido a las constantes interrupciones del servicio eléctrico no duraron mucho tiempo. El servicio de agua potable fue uno de los más problemáticos durante casi todo el 2022 en los 7 municipios del estado Apure.