Más de 50 personas han sufrido mordeduras de serpientes en Táchira

Foto: referencial web

Desde hace un año la zona sur del Táchira cuenta con su propio banco de suero antiofídico a través de la ayuda de la feligresía.

El padre Jonny Arias, director del banco de suero antiofídico de la zona sur del Táchira, señaló que varias actividades para recaudar dinero y así poder comprar algunos antídotos a través del laboratorio Biotefar de la universidad Central de Venezuela (UCV).

Arias, quien también es Párroco de San Rafael Arcángel del Puñal afirmó que pese a la ayuda «no es suficiente».

«Las mordeduras de serpientes en la zona han sido catastróficas los últimos meses – se han atendido más de 50 personas por mordedura de serpientes, Dijo el parroco.

«Gracias a Dios tenemos en el banco de suero antiofidico cinco sueros polivalentes para varias clases de serpientes, cinco anticoral y un antiescorpionico, pero no es mucho» Apuntó.

Necesitan el apoyo gubernamental

El párroco manifestó que lo ideal es poder producir el suero en cada entidad y contar con el apoyo gubernamental, pues con la temporada de lluvia se incrementan más las mordeduras de serpientes a nivel nacional.

Comentó, que la gente debe pagar el suero porque es comprado en Caracas – un pago que hacen «poco a poco» por su alto costo. Con ese dinero se volverían a comprar sueros antiofídico.

Gracias a la venta del suero, han podido ir atendiendo a los residentes por mordedura de serpientes.

Asu vez, indicó que la cantidad de suero que produce la UCV no cubre la demanda a nivel nacional.

«Mucha veces en nuestros hospitales no llega y si llega se va por los caminos verdes», apuntó Arias.

Actualmente en el banco de suero antiofídico participan más de 300 personas que pagan 5000 pesos colombianos mensuales.

Con las contribuciones han comprado estos antídotos y aseguran su aplicación de llegar a presentarse una mordedura de serpiente.

Por Jorge Labrador | Radio Fe y Alegría