Masacre en Bucha: 340 cuerpos fueron enterados en Ucrania

29

Imágenes de varios cadáveres inundaron la edición de la prensa intencional durante el fin de semana. Las escenas correspondían a un hecho que es mundialmente rechazada por más de un centenar de gobiernos de todo el planeta.

Lo sucedido al norte de Kiev es conocida como la “masacre de Bucha”, y es que un nuevo horror como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania ocurrió en Bucha.

La mortífera acción habría sido ejecutada por fuerzas militares de Rusia que siguen en su intento de tomar Kiev, la capital de Ucrania, pero han tenido que replegarse por la resistencia del ejército ucraniano.

Varias imágenes muestran a mujeres, niños, incluso ancianos, con sus cuerpos semienterrados en varios lugares de la localidad. Algunos en vehículos civiles, residencias, o incluso sótanos.

Este lunes 4 de abril trascendió que el gobierno ucraniano contabilizó 340 cadáveres, “la mayoría de ellos, eran civiles”, según el Estado ucraniano y masivamente difundido por la prensa internacional.

No se descarta que este número de personas asesinadas se eleve en los próximos días porque la recuperación de cuerpos continúa en Bucha.

Zelenski en Bucha

Después de conocerse sobre este nuevo horror de la guerra, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, visitó la zona del brutal ataque. El Jefe de Estado denunció el hallazgo de una cantidad indeterminada de fosas comunes.

De acuerdo con Zelenski, hay cadáveres de personas que fueron maniatadas y asesinadas, lo que demostraría una acción militar con predisposición de ejecutar en un ataque sin justificación.

El brutal ataque es atribuido al regimiento de paracaidistas 331 de Rusia, cuyos miembros también habrían muerto al enfrentarse a fuerzas de defensa de Ucrania.

El objetivo de este regimiento de paracaidistas de Rusia tendría como objetivo darle rapidez al avance ruso, y acortar los tiempos de la invasión al territorio ucraniano.

Efecto de la masacre de Bucha

Después de difundirse la noticia de lo ocurrido en Bucha, la reacción colocó a Alemania como el principal impedimento de aplicación de sanciones plenas a Rusia. El ministro de Finanzas de Alemania habría pedido “algo más de tiempo” para cortar el suministro de gas proveniente de Rusia.

Por su parte, Francia ratificó su disposición de aplicar todas las sanciones posibles a Rusia, incluyendo la prohibición de importar petróleo y carbón a la Zona Euro.

También se conoció que la las embajada ucraniana inició una campaña para que todos reporteros o periodistas que reciban pruebas sobre posibles crímenes de guerra, contactar a las autoridades ucranianas en las embajadas.

Solicitó a toda la prensa, resguardar el material y notificar de inmediato, incluso, en cualquier embajada de cualquier país.

Por su parte, la organización Amnistía Internacional denunció el “uso indiscriminado de armas por parte de Rusia” contra civiles en Ucrania:

En una nueva investigación en terreno, Amnistía Internacional aseveró que “documentó” cómo las tácticas de guerra del ejército ruso en Ucrania, caracterizadas por ataques indiscriminados contra zonas densamente pobladas, están matando ilegalmente a civiles en varias ciudades.

Mientras, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo estar horrorizada por las imágenes, y pidió tomar todas las medidas para preservar las pruebas de las aparentes masacres a civiles que se atribuyen al Ejército ruso.