Maturín: en La Muralla la gente exclama auxilio

152
Foto: Carlos Rondón.

Las familias afectadas por las fuertes precipitaciones caídas en el municipio Maturín, capital del estado Monagas, piden a las autoridades gubernamentales una verdadera atención, pues aseguran que no es solo la limpieza del caño del sector La Muralla lo que necesitan, sino también la reubicación de algunas familias que están a las orillas.

Elizabeth García, afectada por el desborde del caño de La Muralla, habló para los micrófonos de Radio Fe y Alegría Noticias: “pedimos que no se olviden de las personas que vivimos aquí a orillas del caño de La Muralla. Todo se ha ido en promesas y promesas durante por lo menos 30 años, y nadie ha dado una solución. Nos entregan cosas que podamos perder y así se repite la historia todos los años”.

García, con lágrimas en los ojos, detalló el susto que vivió durante la crecida del caño, que alcanzó más de dos metros dentro de su vivienda. “No es nada fácil lo que vivimos cada vez que llueva así tan fuerte. En esta oportunidad tuvimos que sacar lo poco que pudimos: cocina, ventiladores, colchones y muchas cosas porque todo pasa muy rápido. Las autoridades deben reubicar a las familias que estamos tan cerca del caño. Hace mucho tiempo Diosdado Cabello dio la orden que me sacaran de acá y todo el mundo hizo caso omiso a eso, todo se ha ido de censo en censo y nada más. Queremos respuesta, no más promesas”, expresó.

Luis González, vecino afectado en La Muralla, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que las autoridades “deben continuar con el embaulamiento” del caño “porque sí pueden hacerlo: ellos son el gobierno. Para eso fueron electos”.

“No es justo que sigamos padeciendo estas situación cada vez que llueve. Nosotros perdimos casi todo lo que medio tenemos en este hogar, que viven nueve personas y somos de escasos recursos. Por ahí vinieron a realizar un censo para saber que hemos perdido, pero estamos seguro que no traerán nada de nada. Exigimos ser atendidos por el gobernador Ernesto Luna”, agregó González.

La vecina Marleny Cañas, quien fue ubicada en un “refugio temporal”, contó a Radio Fe y Alegría Noticias que “todo empezó muy rápido en la comunidad” y “no nos dio chance de sacar o poner en alto las cosas”.

“La fuerza del agua se llevó la cocina, colchones y todo lo que pudo de mi casa. Hasta casi se nos va uno de los niños. Me vine para acá porque no tenía a dónde más ir, pero las autoridades deben actuar rápido ante que esto pase a mayores, porque nos iremos otra vez a nuestra casa y pasará lo mismo cuando llueva. Así hemos vivido muchos años”, relató.

Cabe recordar que las fuertes lluvias del pasado jueves en el municipio Maturín dejaron a más de 173 familias afectadas con sus viviendas inundadas en las parroquias Boquerón, Alto de Los Godos y La Pica del mencionado municipio.

Foto: Carlos Rondón.