Médicos del Hula no tienen gasolina para llegar al hospital

En los próximos días los médicos llevarán a cabo una asamblea general para tomar medidas contundentes. Foto: Rossana Mosquera

Médicos del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula) anunciaron en una rueda de prensa este martes un paro técnico, motivado a que los galenos se les dificulta surtir sus tanques de combustible.

Ante esta situación los médicos expresaron que las consultas y cirugías electivas se encuentran paralizadas, y que otros servicios están desasistidos por la ausencia del personal a sus sitios de trabajo, ya que deben permanecer varios días en colas de gasolina. Aunque aclararon que el área de emergencia no será suspendido.

«Hay una crisis en el sector salud que no permite a los médicos cumplir con su sagrada labor de conservar la salud del pueblo, por el problema del combustible”, señaló Alexis Torres, presidente del colegio de Médicos de Mérida.

Rubén Darío Gallo, secretario de organización de la Federación Médica Venezolana, señaló que los médicos reciben un trato inhumano en las colas de gasolina; según él, deben pagar hasta en moneda extranjera para poder llenar sus vehículos de combustible.

“Estamos sufriendo atropellos en las colas de gasolina. No se le está dando prioridad al sector salud, solamente dan prioridad para el personal militar. Muchos pacientes se mueren por culpa de un sistema de salud que no funciona”, aseguró Gallo.

Kevin Villamizar, licenciado en enfermería, mencionó que el personal no tiene como trasladarse en vehículo propio ni mucho menos en transporte público, pues pocas unidades prestan servicio en la entidad por problemas de gasolina y gasoil.

“No podemos garantizar la llegada del personal a sus sitios de trabajo. Los médicos que atiende la zona del páramo y sitios aledaños para dar cobertura a estos centros de salud no se pueden garantizar”, apuntó.

Los médicos tienen previsto contactar a Jehysón Guzmán, Protector del Pueblo y otras autoridades regionales para que tome en cuenta al sector salud para surtir sus tanques de combustible, o de lo contrario podría tomar otras acciones más contundentes.

Rossana Mosquera – Radio Fe y Alegría Noticias