Mérida: Consejo de protección del menor tiene siete consejeros

50
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

A través de un concurso que se realizó en el Consejo Municipal de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (CMDNN) del municipio Libertador del estado Mérida, para ingresar más consejeros, quedaron seleccionados siete personas que están atendiendo los casos que entran a la institución de forma inmediata.

En dicho concurso se contó con la colaboración del CMDNN, la Zona Educativa y todos los activistas que prestaron su colaboración.

La licenciada Ángela de Vásquez, presidenta del CMDNN en este municipio, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que los siete consejeros “ayudan a resolver la situación que tiene el municipio, no solamente el nuestro, sino parte de todos los municipios del estado Mérida”, pues “aquí llegan casos de diferentes municipios”.

Vásquez indicó que están trabajando en pro de mejorar el trabajo de la mano con otras instituciones. “Estamos buscando la manera en cómo nosotros podemos llevar y ponernos en contacto con los demás alcaldes, de manera de que podamos reconstruir este mismo Consejo Municipal y ayudar en cada uno de los territorios a los niños y niñas, pues yo creo que daría mejor fruto”, comentó.

“Eso es una de las cosas importantes y fue un reto para el alcalde Jesús Araque y ya está conformado el Consejo Municipal. Eso para nosotros ha sido lo máximo. Aquí en el municipio Libertador atendemos casos de todos los municipios que vienen hasta aquí porque tienen una respuesta”, destacó.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Por otra parte, Vásquez explicó que el consejo de protección “es un pequeño tribunal”, en el sentido de que “nos llegan los casos de cualquier familia y un consejero es el encargado de hacer un seguimiento hasta que nosotros podamos dictar la medida y pasar ese expediente a Tribunal o a Fiscalía, para tratar más o menos de resolver”.

“B os encontramos con una situación difícil aquí en el Libertador. Tenemos una gran cantidad de niños que están es en manos de la abuela, porque sus padres se fueron al exterior y consignaron los niños en manos de los abuelos, que son personas de 60 y 70 años”, contó. “Entonces una de las causas que hemos visto que es fundamental que les está faltando a esos niños, es el calor humano por parte de los padres. Tenemos casos de por lo menos de 3 o 4 niños que desde que tenían 8 o 10 meses fueron entregados a los abuelos y hoy día, a medida que van creciendo, estos niños no tienen control y van directo a las calles”.

Asimismo, señaló que están buscando la manera de contribuir con las escuelas. “Tenemos defensores educativos que hacen un seguimiento a que esos niños tienen que estar en los planteles”, expresó.

“Ya celebramos con los consejeros la primera reunión; ya se asignó un trabajo que es hacer un diagnóstico de cuáles son esos niños que están en esa situación delicada, para nosotros a través del Consejo de Protección, realizar la visitas. Este Consejo de Protección también tiene trabajadores sociales: ellos van y hacen las visitas, tratan de conocer la familia, de convivir con esa familia para darse cuenta más o menos cuál es la situación y traer el problema hasta”, añadió Vásquez.

La presidenta del Consejo agregó que comenzarán haciendo una reunión en cada parroquia y ahí la misma parroquia es la que se va a encargar de buscar, dentro de sus habitantes, una persona que le guste el trabajo social, para estar en contacto con el CMDNNA.

Vásquez señaló que hay niños que viven solos porque sus papás trabajan todo el día. “Hemos tenido casos donde encontramos niños en la calle pidiendo comida. No es posible que después de que se halla a un niño, lo vamos a dejar solo si tiene entre 5 y 8 años, porque ellos al sentir hambre, pues buscan la calle. Esto es una responsabilidad del Estado, de la familia, que tenemos que sentarnos a resolver”, aseveró.

Explicó que al día se abren de 5 a 10 expedientes, lo que refleja que es una gran cantidad de trabajo. “Siempre se abre un expediente y se empieza a construir el caso, la investigación. La parte social se dirige hasta las casas, el sitio y se va a levantar el expediente; no es que lo vamos a dejar aquí: eso hay que darle solución”, enfatizó.

“Todos los consejeros hacen su reunión. El problema se coloca en la mesa de trabajo y cada uno de ellos tiene oportunidad de que podamos buscar la manera de decir: ¿cómo nosotros podemos resolver eso? y si no está en nuestras manos, ese caso debe pasar inmediatamente a fiscalía o a tribunal y ellos son los que deciden lo que vamos a hacer con ese niño”, expuso la funcionaria.

¿Cuántas personas se atienden?

“La mayor parte de la población viene es al Consejo de Protección. Es muy difícil que vengan a sacar los permisos, pero el 70% viene es al Consejo de Protección. Había tantos casos que no los podían atender solo tres personas, por eso fue que nació el concurso y hay siete consejeros”, explicó.

“Esto está dando fruto porque la mayoría de los casos que vienen se resuelven de inmediato. Hay que ir resolviendo en la medida de que se vaya avanzando: yo nombré a un coordinador de ahí de las oficinas de manera de que él sea visor, porque tenemos varios salones donde se reúnen con la persona que viene a buscar la ayuda; se reúne directamente con el defensor y ese coordinador tiene que estar pendiente de que se pueda ir resolviendo y que eso avance, de manera que semanalmente digamos: se atendieron 10 casos de los cuales tenemos ciento resueltos”, detalló la presidenta.

¿Cuáles son los programas que acompaña a el Consejo?

“¿En qué condiciones vive el niño? ¿Quiénes son las personas que lo acompañan? Eso es de la parte social: averiguar el tipo de alimentación. A veces encontramos que el niño vive con una tía y que no hay manutención, sino que la tía es la encargada de resolver la situación. Entonces el trabajador social va hasta el sitio y se mantiene tres días seguidos ahí para levantar el informe. Ese informe es muy importante para nosotros, porque de ahí nosotros vamos a sacar las actividades y los objetivos que se va a trazar el consejo para poder resolver la situación”, señaló.

Por último, Vásquez envió un saludo fraterno a toda la familia del estado Mérida y enfatiza que las puertas de esta institución están abiertas para todo el que la necesite. “Aquí estamos por los niños y las niñas. Los tenemos que proteger. Nuestra mano derecha e izquierda están para darle un abrazo a todas esas familias y a todos esos niños que nos están necesitando en este momento difícil”, cerró la funcionaria.