Merideños claman por no seguir pasando por calamidades

Los Merideños esperan contar con uno de los servicios básicos como lo es el agua potable con normalidad en medio de la pandemia. Foto: Cortesía.

Luego de una semana de haberse llevado a cabo las elecciones regionales y municipales a nivel nacional, los merideños piden que los nuevos gobernantes electos cumplan con las promesas planteadas durante su campaña electoral para mejorar su calidad de vida.

Varios ciudadanos precisaron para Radio Fe y Alegría Noticias que es necesario que se abran fuentes de empleo, que los servicios básicos como el agua potable, la electricidad sean eficientes, igualmente que el turismo se repotencie y los centros de salud funcionen adecuadamente, entre otras necesidades.  

“Que haya una gestión para que Mérida siga avanzando, que se abran fuentes de empleos porque Mérida está bastante golpeada con la economía, que se intervenga en cuanto al turismo, a favorecer la Universidad de Los Andes porque hace tiempo que ha venido desmejorándose”, precisó la señora Alba Pérez, habitante del sector El Llanito, ubicado en la parroquia Mariano Picón Salas.

Por su parte, Romelia Zambrano, habitante de El Central, de la parroquia Juan Rodríguez Suárez, dijo que el venezolano se encuentra en los actuales momentos sumidos en varias necesidades y preocupaciones.

Explicó que los centros de salud públicos se encuentran “golpeados” y requieren de mejoras para que los merideños dispongan de centros asistenciales óptimos a la hora de acudir a ellos debido a que deben de comprar todos los insumos médicos para ser atendidos.

“Los venezolanos estamos expuestos a muchas adversidades, desde el punto de vista económico, social, de salud que está bastante deteriorada, confiando siempre en Dios que sea lo mejor”, apuntó Zambrano.  

Hilda Alarcón de Acosta tiene 75 años de edad y reside en el sector La Pedregosa del municipio Libertador, hoy en día es jubilada y contó para Radio Fe y Alegría Noticias que con el sueldo que percibían ella y su esposo en otrora solían adquirir casas y vehículos, compraban ropa y les quedaba para pasear y comer en restaurantes, hoy anhelan que ese estilo de vida regrese y poder disfrutar lo que les queda de sus años de vida.

“Lográbamos muchas cosas, logramos comprar casa, buena educación para nuestros muchachos, teníamos buena salud, buenos servicios, podíamos comer bien, nos alcanzaba todo, la alimentación de hoy es al día”, aclaró Alarcón.  

Para Luz Marina Prada dijo, que trabaja pero es como si no lo hiciera ya que el sueldo que percibe es insuficiente para cubrir las necesidades del hogar, “con lo que ganamos no alcanza para poder tener las condiciones que necesitamos a diario, trabajamos para decir que “trabajamos”, somos empleados de sueldos mínimo, mi esposo tiene que tener cinco trabajos para poder solventar la comida, no de más nada”.