Migrantes haitianos abandonaron campamento en la frontera México-EEUU

Foto: agencias.

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, informó a la prensa en Washington que todos los migrantes, en su mayoría haitianos, que acampaban debajo de un puente internacional en Texas, lo que se conoce como la frontera México-EEUU, abandonaron el lugar.

«Desde esta mañana ya no hay migrantes en el campamento debajo del puente internacional Del Rio», dijo Mayorkas este viernes 24 de septiembre.

De acuerdo con cifras oficiales, desde el 9 de septiembre los guardias fronterizos interceptaron a cerca de 30 mil personas sin papeles en la pequeña localidad de Del Rio, donde vivían en condiciones insalubres y soportando altas temperaturas luego de cruzar el río Bravo desde Ciudad Acuña.

Mayorkas recordó que hace menos de una semana había unos 15 mil indocumentados allí, la mayoría haitianos.

Agregó que unos 8 mil regresaron voluntariamente a México, más de 5 mil fueron trasladados a centros estadounidenses de procesamiento de migrantes a lo largo de la frontera y aproximadamente 2 mil fueron deportados a Haití en 17 vuelos.

¿Por qué llegan miles de haitianos a EEUU?

En las últimas dos décadas Haití ha pasado por varias crisis que le han impedido superar la pobreza.

Terremotos, huracanes, inestabilidad política y económica, y el asesinato del presidente Jovenel Moïse obstaculizaron cualquier proyecto para levantar a la nación insular.

Según la ONU casi 4 millones de haitianos, de cerca de 11,5 millones, padecen inseguridad alimentaria. Un quinto de la población, cerca de dos millones de personas, se ha visto forzado a emigrar.

Muchos de los migrantes haitianos han intentado establecerse en países de América Latina como México, Brasil o Chile, otros se marcharon a EEUU por la falta de lo que consideran como «un buen empleo».

Según el canciller mexicano Marcelo Ebrard, el flujo actual de haitianos «se debe a que Estados Unidos (…) amplió hasta el 2023 el programa TPS» que brinda un estatus de protección temporal a quienes ya están en EEUU».

Algunos haitianos fueron animados a viajar a Estados Unidos, pero Ebrard considera que «los están engañando».

La administración estadounidense ha advertido que no hay facilidades para acceder al país. De hecho, el mismo Mayorkas ha dicho que las fronteras (de EEUU)»no están abiertas» y que los migrantes «no deben emprender el peligroso viaje» hasta ahí.

Con información de Deutsche Welle y BBC Mundo.