Militares presos en la Dgcim denuncian brote de hepatitis

Un grupo de militares detenidos en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar en Caracas se alzaron contra sus captores y exigieron la liberación de varios compañeros con boleta de excarcelación.

Tamara Suju, defensora de los derechos humanos, informó que el motín de los militares privados de libertad inició el martes en la noche y continúa el miércoles 3 de junio.

Los militares estarían exigiendo a Contrainteligencia que permita el acceso a delegados de los derechos humanos de la ONU que activó la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en la sede de Caracas.

Al momento de revelarse los detenidos, habrían logrado quitar cámaras y puertas para atrincherarse en un espacio de la Dgcim.

Además, exigen la vista de médicos por un supuesto brote de hepatitis, más la presencia de sus abogados con acceso libre según rezan las leyes venezolanas.