Ministro Alvarado aseguró que ya hay vacunas para llegar al 13% de la meta

vacunas sputnik V 120621
Foto: cortesía

Este sábado 12 de junio llegaron a Venezuela 500 mil vacunas Sputnik V para llegar a un total de 1.430.000 dosis de la rusa.

De acuerdo con el ministro de salud, Carlos Alvarado, el arribo de este sábado fue solo de primeras dosis. Con este lote, aseguró, «ya tenemos hoy en Venezuela para vacunar el 13% de la meta que son 22 millones de personas».

Ese 13% al que se refiere el ministro, es el de la meta inicial de las 22 millones de personas. Ese 13% equivale a 2 millones 860 mil ciudadanos.

Aseguro que seguirán con el plan de vacunación «hasta llegar a las 22 millones de vacunas que nos servirán para inmunizar al 70% de la población venezolana y así crear una inmunidad del rebajo».

Sin embargo, es importante destacar que tanto la vacuna Sputnik V como la china VeroCell, que son las que han llegado a Venezuela, necesitan dos dosis, por lo que la verdadera inmunidad se logrará cuando el 70% de la población tenga ambas ya aplicadas.

«Quizás muy pronto tengamos nuevas vacunas rusas en Venezuela. Ya tenemos algunos convenios firmados para estudiar la factibilidad de colocar acá en Venezuela la EpicVacCorona, la Sputnik Light y pronto vamos a tener noticias en este sentido», afirmó.

Las cuentas no cuadran

Hace exactamente una semana, la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, señaló que habían vacunado, para la fecha, el 11% de la población venezolana.

Pero si consideramos que la Asamblea Nacional aprobó una base poblacional en Venezuela de 33 millones 192 mil 835 habitantes, el 11% de esta cifra es 3.651.218 personas. Sin embargo, es importante resaltar que Rodríguez no especificó si el 11% correspondía a la población total o a la meta anunciada por Alvarado de 22 millones.

Esas 1.430.000 vacunas Sputnik V se suman a las 1.800.000 de la empresa china Sinopharm para dar un total de 3.230.000 de vacunas que han llegado a Venezuela hasta la fecha. El gobierno nacional no ha especificado cuántas dosis de las que han arribado corresponden a la primera y a la segunda aplicación. En el caso de las vacunas producidas por Rusia, la primera dosis es diferente a la que se aplica de segunda.