Mujeres de Villa República paren con ayuda de vecinas por falta de módulo asistencial

322
Villa República
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

La comunidad Villa República se ubica dentro del sector Brisas del Sur en San Félix, estado Bolívar. Nació como una invasión en los terrenos de lo que una vez fue “El Bar Sandra”, un enorme y conocido prostíbulo que funcionó desde la década de los 70 hasta finales de los 90.

La mayoría de las personas en esta comunidad está de acuerdo en que una de las principales carencias que tienen es la de asistencia médica. En la zona, el módulo más cercano es el de Brisas del Sur, pero el mismo no cuenta con personal sanitario, mucho menos con insumos.

Esta situación ha llevado a los habitantes de Villa República a formar redes de apoyo entre los vecinos para ayudarse en medio de emergencias médicas. Una persona que se ha convertido en la salvación para muchos, es una enfermera que vive en la comunidad.

La enfermera del pueblo

La licenciada Desiré González es una de las vecinas más conocidas y solicitadas en Villa República, sobre todo por mujeres embarazadas. Ya le ha tocado ser partera en muchas oportunidades, cuando a sus vecinas no les da tiempo llegar hasta la maternidad del hospital Guaiparo. 

“Me ha tocado ser partera hasta de mi misma, cuando me tocó dar a luz a mi niña no tenía cómo irme al hospital y los dolores eran tan fuertes que decidí quedarme en la casa. Con ayuda de algunos familiares, pero yo les iba diciendo lo que tenían que hacer”, detalló González.

Liz Jiménez es una de las madres que fue asistida por Desiré al momento de su parto. El alumbramiento se presentó en el vehículo donde la trasladaban al hospital. Liz relató: “No me dio tiempo llegar porque aquí también es difícil conseguir transporte y Desiré me tuvo que partear en el mismo carro. Pasé mucho trabajo, además porque en el hospital fui víctima de violencia obstétrica después de que llegué ya parida a Guaiparo”.

Desiré asegura que además de partera ha tenido que asumir otras funciones en el área médica para poder socorrer a sus vecinos. Suturas, entablillados, administración de tratamientos endovenosos e intramusculares, son solo algunas de las cosas que ha hecho en la comunidad.

La licenciada explica que el centro asistencial más cercano es un módulo tipo I, que sólo funciona hasta las 11 de la mañana y que en el lugar nunca hay medicamentos, ni ningún tipo de insumos médicos.

Asegura que en la comunidad hay un lugar que se puede acondicionar y convertir en un módulo asistencial. Eso es lo que les piden a las autoridades, que se aboquen a la recuperación de este espacio y que contraten el personal sanitario necesario, y que lo doten de insumos y medicinas para prestar una buena atención.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Con la basura tienen un “resuelve”

Así lo expresó una habitante del sector. En Villa República no conocen un camión recolector de desechos sólidos. Desde la fundación de esta comunidad, hace ya casi 22, nunca han contado con servicio de aseo urbano.

La disposición de la basura es una situación que cada quien resuelve como puede. Hay varios lugares que se han convertido en pequeños botaderos y cuando crecen mucho, queman y a los pocos días se vuelve a llenar.

Esta comunidad tiene 187 familias, y según el Observatorio de Ambiente de Ciudad Guayana, en la urbe cada individuo produce entre 800 gramos y 1 kilo de basura diariamente, por lo que la cantidad de basura con la que tienen que lidiar es exorbitante.

La señora Ivette García informó a Radio Fe y Alegría Noticias que la disposición de la basura es dejarla donde hay un montón.

“Aquí con la basura es un resuelve, lo hacemos de esta manera, tirarla aquí (señala un mini botadero), lo que nos afecta a todos porque como pueden ver hay vecinos cercanos, hay muchos niños, y eso nos afecta a todos. Cuando no se usa este método, la mayoría de las personas queman, que es algo contaminante tanto para el ambiente como para nosotros, hay personas con asma y con los tiempos de la pandemia que estamos pasando, también nos afecta y es el único método que se puede utilizar”. Detalló García.

Un servicio de recolección de desechos privado tampoco es una opción para esta comunidad. Los vecinos afirman que los camiones prefieren hacer el trabajo en Puerto Ordaz y cobrar más, que ir a estos sectores de San Félix que son tan alejados y de difícil acceso.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Sin luz, agua y con calles de tierra

Los servicios básicos de electricidad y agua también tienen fallas en esta comunidad. Los vecinos les recuerdan a las autoridades que Villa República no tiene tendido eléctrico, la toma de corriente que tienen es porque se han “pegado” de sectores cercanos y son trabajos que se hacen de forma rudimentaria, lo cual representa un peligro para todos.

Al ser una invasión, no cuentan con urbanismo, sin embargo tienen agua por tubería. Pero no tienen sistemas de cloacas. Las aguas servidas se pueden ver desbordadas en algunas calles y veredas de esta pequeña comunidad.

Como comentaron los vecinos, algunos tienen pozos sépticos y otros no. Una de las peticiones que hacen a las autoridades es que se aboquen a solventar el problema con las aguas servidas

“El agua del chorro no se puede tomar, claro. Eso viene directamente del río, sin ningún tratamiento. El que tome esa agua se enferma, uno tiene que ver cómo hace para comprar los botellones de agua potable y es una renta”, añadió la señora Adina Coraspe, con relación al consumo de agua.

El asfaltado es otro ausente en el sector. A pesar de tener dos décadas de fundado, siguen con calles de tierra. Este es un problema que se agrava en época de lluvias, pues se ve cómo el agua socaba las bases de las viviendas por estar construidas sobre pura tierra.

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Bombonas bachaqueadas

Las gestiones del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) son ineficientes con respecto al gas doméstico. En Villa República llega operativo para compra de las bombonas de gas dos veces al año. El resto del tiempo los vecinos deben obtener el gas bachaqueado.

Adina Coraspe, explica que cada quien paga entre 8 y 10 dólares por una bombona pequeña de 10 kilos.

La historia cambia con relación a las bolsas de alimentos. Según nos comentaron, las bolsas llegan cada 15 a 20 días sin fallas. Es uno de los servicios que funciona mejor en esta comunidad.

“En esa parte si felicitamos al gobernador porque con eso no tenemos problemas. Las bolsas del CLAP llegan fijo”, aseveró Coraspe.

Otro de los servicios que ha mejorado en los últimos meses, es el transporte público. Anteriormente, los autobuses no entraban a la comunidad y los usuarios debían caminar más de 10 cuadras para tomar un colectivo.

Desde enero de este año, las unidades de transporte hacen una ruta completa que pasa por una zona céntrica, lo que ha mejorado la calidad de vida de los habitantes de Villa Republica.

Además, hay una cantidad suficiente de autobuses y no tienen que esperar mucho tiempo, ni tampoco hacer largas filas como antes.

Ranchos por viviendas

En 22 años que tiene esta comunidad, el Estado nunca ha entregado viviendas a sus habitantes. El 95% de las familias habita en ranchos de zinc.

Casitas de madera, combinadas con zinc,  cartón piedra y otros materiales frágiles, son las construcciones que se pueden observar. Cuentan con muy poca seguridad y muchas de ellas son víctimas de los ladrones constantemente.

Los vecinos de Villa República piden al gobierno la sustitución de ranchos por viviendas. Liz Jiménez dijo: “La mayoría de las casas aquí son ranchos como pueden ver y acá el gobierno nunca ha venido a hacer casas, por eso nosotros pedimos que hagan la sustitución de ranchos por vivienda. Aquí se hizo el proyecto, el censo, un levantamiento lineal y ahí quedo”.

Las vecinas y vecinos de Villa República manifiestan sentirse olvidados por las autoridades. Dicen que las autoridades municipales y regionales sólo han ido a la comunidad en tiempos de campaña, pero que no han regresado a cumplir sus promesas.

Asimismo afirman que el programa de “Ciudad Guayana Bonita” que prometió el Alcalde Tito Oviedo, para los primeros 100 días de gobierno, no ha llegado a Villa República.

“No te vamos mentir, no ha llegado nada. Aquí lo único que se vio fueron unas luminarias que colocaron cuando vinieron en campaña. De resto nada, por acá no han regresado”, así lo afirmó Ivette García.