Murieron dos pemones que resultaron afectados por explosión de un cisterna

Foto: Nueva Prensa Digital

Dos indígenas pemones, afectados por la explosión de un camión cargado de combustible en la Gran Sabana el pasado domingo 10 de enero, murieron en el hospital de Ciudad Bolívar.

Este domingo 17 de enero, Radio Fe y Alegría Noticias pudo conocer que David Pérez Romero, de 36 años, y Michael Orsini, de 24 años, fueron de los más afectados tras la explosión de una cisterna de gasoil pero no los trasladaron a tiempo al centro hospitalario para su debida atención médica.

Estas dos personas, que tenían quemaduras en más del 70% de su cuerpo, no resistieron hasta llegar a la unidad de quemados del hospital Ruiz y Páez ya que el traslado desde el municipio Gran Sabana hasta la capital del estado Bolívar, debido al mal tiempo, fue por vía aérea.

Aunque eran atendidos en el centro de salud, los cuidados no eran los más adecuados, advirtieron sus familiares.

Por otra parte, médicos y enfermeras del Ruiz y Páez dijeron que los pacientes corrían peligro porque ameritaban un cuidado especial. En esa unidad de quemados se registra una escasez de 80% en insumos como Betadine, gasas y guantes para las curas diarias.

Tres indígenas sufrieron quemaduras de primero y segundo grado al estallar por segunda vez el depósito de gasoil que trasladaba la gandola de PDVSA al Aeropuerto de Santa Elena de Uairén. El tercero de ellos responde al nombre de Anthony Vásquez, de 32 años, quien se encuentra delicado de salud.

En el suceso también murió de forma instantánea el conductor del cisterna, Ezequiel Velásquez, a consecuencia del incendio.

Al volcarse el camión, los indígenas se acercaron para intentar extraer parte del combustible cuando se produjo una segunda explosión.