Murió por COVID 19 reconocido periodista apureño

Cortesía

En la mañana de este martes 20 de abril falleció el reconocido periodista apureño Francisco Javier Loreto por complicaciones derivadas de la COVID-19 en el hospital Pablo Acosta Ortiz de San Fernando de Apure.

El comunicador, con más de 40 años de ejercicio, se encontraba recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro hospitalario desde hacía una semana. Había experimentado una leve mejoría pero se complicó este lunes 19.

Francisco Javier Loreto era el conductor y productor del programa radial «Con la Comunidad», por Alfa 97.5 FM del municipio Biruaca, y que mantuvo al aire por más de 30 años con información regional y dándole cabida permanente a la voz de los ciudadanos de las comunidades de San Fernando, Pedro Camejo y Biruaca.

Era considerado el decano del periodismo apureño. Fue el primer periodista de la región egresado de la Universidad Central de Venezuela. También contribuyó a la creación de la seccional Apure-Amazonas del Colegio Nacional de Periodistas.

Igualmente hizo trayectoria en la vida política sobre todo en el partido Acción Democrática con el cual salió electo diputado al Consejo Legislativo del estado Apure en el período 2000-2004.

Hombre afable, cariñoso y siempre dispuesto a enseñar a las nuevas generaciones de periodismo en todo el estado Apure. También se preciaba de ser uno de los principales fanáticos en el estado de los Navegantes del Magallanes. Cada derrota la sufría como si fuera el propietario del conjunto. Igual saboreaba cada victoria de la nave turca.

Una nota subjetiva, si me lo permiten

Quien escribe esta nota tiene mucho que agradecerle al querido Pancho Loreto. En mis inicios en la radiodifusión apureña, cuando me mudé a San Fernando, fue uno de mis primeros y casi que único orientador para hacer radio «con la gente», como solía decir.

Siempre tenía una palabra de aliento para continuar. Y también una corrección que hacerte cuando era necesario. De él aprendimos que una llamada al aire de una señora que denunciaba la falta de agua en su barrio era más importante que la del gobernador de turno o la de un político, del partido que fuese.

Siempre nos decía que nos cuidáramos. Que fuésemos concientes de los riesgos que significa ejercer la profesión en un país y en un estado como Apure, donde el cierre paulatino de medios de comunicación y el acallamiento de voces por fortuna no le agarraron.

Las únicas peleas que tuvimos fue por las rivalidades beisbolísticas. Yo soy un furibundo fanático de las Águilas del Zulia. Él, como ya les conté, un empedernido magallanero. Cuando mi equipo fue eliminado en la temporada reciente solo me llamó para darme el sentido pésame por mis «aguilitas». Unas carcajadas que añoraré por siempre.

Cuando supo que estaba contagiado nos escribía a cada momento en un grupo de What Sapp que tenemos los periodistas de la región que «este bicho no es juego, cuídense muchachos».

Era optimista. Siempre lo fue. Decía que así como pudo sortear una complicada operación coronaria, de ésta también saldría airoso. Pero Dios dispuso de otra cosa distinta.

Vuela alto Pancho, siempre, Con La Comunidad!