Ni un cariñito le hacen al mercado “El Gallinero” de Maturín

25
Foto: Cortesía La Prensa de Monagas.

“Vean cómo nos dejaron para recibir el año nuevo: ni clientes quieren venir para acá por las malas condiciones que estamos viviendo”, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias Maria Cabriles, vendedora del mercado popular El Gallinero, ubicado en el sector de Maturín.

Según comentaron los vendedores de frutas, verduras y hortalizas de este populoso mercado de la ciudad, durante el último período de gobierno de Yelitza Santaella los removieron de la calle y los pusieron en este mercado improvisado. Desde aquella fecha han permanecido allí sin recibir respuestas del gobernador Ernesto Luna, y menos de la alcaldesa, Ana Fuentes.

“Por las malas condiciones en la que está el mercado El Gallinero más de 200 vendedores de hortalizas prefirieron salir a las calles a vender sus producto. Los alimentos se están dañando por las pocas personas que vienen a comprar aquí. Los que nos hemos quedamos estamos resistiendo con valor, para poder llevar el sustento a nuestras familias”, indicó Cabriles a Radio Fe y Alegría Noticias.

Según los testimonios de los afectados, las ventas han decaído en más de 50 por ciento.

“Las condiciones aquí no son buenas, por ende las ventas han bajado más del 50 por ciento viéndonos afectados. No podemos seguir comprando más mercancía porque aquí no viene nadie. Imagínate cuando aquí llueve como se pone esto. Nunca más vinieron por acá a darnos una ayuda. La mayoría de los negocios improvisados se están cayendo y las autoridades ni miran hacia este lado que también está en el centro de la ciudad”, comentó Cabriles.

Los afectados piden a las autoridades una reunión para saber si serán reubicados o, al menos, si rehabilitarán este mercado conocido popularmente como “El Gallinero”.

“Solo estamos pidiendo que nos visiten y vean las condiciones en las que estamos; que nos ayuden porque de acá sacamos el sustento para nuestras familias, de esto vivimos y no podemos seguir así en estas condiciones de infraestructura, de insalubridad. Porque nos estamos viendo afectados por esta situación, queremos una respuesta sobre una reubicación”, manifestó José Ramírez.

Desde que la exgobernadora Yelitza Santaella ordenó la reubicación de los vendedores de alimentos, prometieron la adecuación del espacio pero no lo hicieron. En la gestión del gobernador Luna y de la alcaldesa Fuentes tampoco han atendido la situación de quienes solo quieren trabajar dignamente para llevar sustento a sus hogares.