Niños en la Guajira perdidos en un abismo

niños-guajira-venezolana
Foto: Archivo.

Cada 20 de noviembre en todo el mundo se recuerda el Día Universal de los Derechos del Niño, Niña y Adolescentes, cuya infancia debería transcurrir en un tiempo de aprendizaje, juego y recreación.

Pero investigaciones de ONG’s, como Redhnna, han determinado y definido que la niñez en diversos sectores de Venezuela se ha convertido en un sueño perdido, pues es muy difícil garantizar una niñez con vida estable.

En la Guajira venezolana, en el estado Zulia, se observan a cientos de niños en la calle haciendo trabajo como carretilleros, limpia botas o vendedores de combustible, sin ningún tipo de seguimiento de los organismos competentes del Estado que tienen que garantizar que los menores de edad se eduquen.

“Yo vendo víveres en las aceras de Los Filuos: me gano diario 30 mil bolívares. Dejé los estudios porque no tengo uniforme y nada alcanza para comprar mi zapatos”, expresó Dedan Martínez, de 11 años de edad. “Mis padres se fueron para Maicao y ahora vivo con mis abuelos”.

La mayoría de niños en esta situación no llegan a 12 años. “Es lamentable porque ellos corren riesgo en las calles”, señaló María González, habitante de la Guajira.

Alcohol y prostitución infantil

Camilo Fernández, otro consultado, manifestó que hay muchos niños en la Guajira perdidos en el alcohol y niñas en la prostitución.

“Al parecer aquí a nadie le importa. En el municipio sólo hay una oficina de la LOPNA, pero no vemos que trabaja para solucionar esta situación que muchos lamentamos”, comentó Fernández.

Los niños en la calle de la Guajira se cuentan por cientos. Estos pequeños no cuentan con seguridad y tener vacaciones no está en su vocabulario. La mayoría de ellos sale a las calles a realizar sus faenas diarias, con la esperanza de traer ingresos económicos para sobrevivir en medio de la crisis económica, que pega con más fuerza en zonas rurales como Guajira.

Por Norma González