OEA revela que en Venezuela se han cometido más de 18 mil ejecuciones extrajudiciales

Archivo

La Organización de Estados Americanos, a través de su Secretario General Luis Almagro, presentó este miércoles 2 de diciembre un nuevo informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

El documento llega dos años después. Desde el 2018 el organismo no había presentando una nueva documentación sobre casos de vulneración de derechos humanos y la comisión de presuntos delitos de lesa humanidad.

Este informe, elaborado por el Asesor Especial sobre la Responsabilidad de Proteger de la OEA, Jared Genser, señala que los crímenes de lesa humanidad en Venezuela han aumentado en escala, alcance y gravedad, al tiempo que el país enfrenta una crisis humanitaria causada por una agitación política y económica sin precedentes, junto con una escasez de productos alimenticios y médicos.

El estudio dice partir desde el trabajo de la Misión Independiente de Investigación de la ONU en Venezuela, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ONG, académicos independientes y otras fuentes creíbles.

Entre los hallazgos, reflejados en datos, la investigación identifica que se cometieron 18.093 ejecuciones extrajudiciales realizadas por fuerzas de seguridad del Estado o colectivos desde 2014.

También refleja 15.501 casos de detención arbitraria u otras instancias de privación severa de libertad, también desde 2014.

Igualmente destaca 724 casos de desaparición forzada en 2018 y 2019. Además de
653 casos documentados de tortura desde 2014.

Incluye la violación y la violencia sexual que han sido convertidas como método de tortura.

Grave la salud

Esta radiografía, expone el documento, incorpora informes, incluyendo de las Naciones Unidas, que encontraron 7 millones de personas necesitadas y más de 100.000 niños menores de 5 años afectados por desnutrición aguda severa.

Una ONG con una fuerte presencia local, que no identificó, informó que 52 de cada 100 niños atendidos tienen deficiencias nutricionales y el 24 por ciento de las mujeres embarazadas estaban desnutridas.

En las principales ciudades, la escasez de medicamentos esenciales ha oscilado entre el 60 y el 100 por ciento. Y con bajas tasas de vacunación y medicamentos limitados, ha habido brotes de sarampión y difteria y al menos 400.000 casos de malaria, el más alto de América Latina.

Supuesto fracaso de la CPI

El informe de la OEA también muestra el supuesto fracaso de la Fiscal de la Corte Penal Internacional en realizar su examen preliminar de manera expedita, así como en abrir una investigación a pesar de la abrumadora evidencia de crímenes dentro de la jurisdicción de la Corte.

Recomienda a la Fiscal proceder lo más rápidamente posible para abrir una investigación sobre la situación en Venezuela y, mientras tanto, solicitar acceso inmediato, pleno y abierto a Venezuela, emitir una declaración pública detallada sobre el deterioro de la situación en el país y resaltar el verdadero alcance y gravedad de la situación en Venezuela en su próximo “Informe de Actividades de Examen Preliminar 2020”.

file:///C:/Users/fya25/Downloads/Crimes-Against-Humanity-II-in-Venezuela-SPA.pdf