Oficiales y pemones toman batallón en Gran Sabana

Foto: cortesía

Oficiales acompañados por indígenas pemones ingresaron al 513 Batallón de Infantería de Selva General de División Mariano Montilla Padrón del estado Bolívar.

Este batallón de infantería es conocido como Luepa y está ubicado en el municipio Gran Sabana, al sur del país.

De acuerdo con líder indígena Ricardo Delgado, los oficiales desertores tomaron como rehén al comandante del Batallón y se dirigieron a Santa Elena de Uairén. Allí habrían pedido a civiles y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana “que se unan al ejército libertador y se comience el cese de la Usurpación”.

Delgado además agregó que “los oficiales están siendo apoyados por 30 indígenas reservistas del Ejercito de diferentes comunidades indígenas quienes acudieron al llamado del cese de la Usurpación de Nicolás Maduro y (Justo) Noguera.”

Los asaltantes de Luepa se hicieron con 122 fusiles AK-103, 120 granadas, 3 lanzacohetes antimisiles, 3 Ametralladoras Funcionamiento de Gas (AFAG), 10 bazucas Carl Gustav M2, 10 cajas de municiones de AK-103 y 2 camionetas.

Dos asaltos, un fallecido

Por su parte, el periodista en el exilio Germán Dam, indicó que de manera simultánea también ocurrió un asalto en el 5102° Escuadrón de Caballería Motorizado. Este es conocido como Escamoto.

Sin embargo, soldados evitaron esta intromisión, por lo que los asaltantes huyeron para encontrarse con los que ingresaron a Luepa.

“Funcionarios del Destacamento 623 de la GN salieron en búsqueda de los insurgentes. En una trocha que conduce al tepuy Roraima ocurrió un enfrentamiento que dejó un saldo de un soldado muerto, un insurgente herido y la recuperación parcial de lo sustraído de Luepa”, relató Dam.

Aún se desconoce el paradero del comandante del Batallón de Infantería de Selva y de dos soldados tomados como rehenes.

Mientras tanto, el periodista Daniel Colina relató que desde Santa Elena de Uairén estarían pidiendo a los vecinos mantenerse en sus hogares y cerrar los negocios.

A raíz de conocerse estos hechos, la presidenta de la organización Control Ciudadano y experta en asuntos militares, Rocío San Miguel, aclaró que aún no se puede hablar de una sublevación militar.