ONU fortalece mecanismos de coordinación en Santa Elena de Uairén

El Coordinador Residente y Humanitario de la ONU, Peter Grohmann, visitó Santa Elena de Uairén esta semana junto al Coordinador Humanitario Adjunto y jefe de OCHA, Samir Elhawary, y los representantes de ACNUR, Matthew Crentsil; OIM, Jorge Vallés; y UNFPA, Jorge González.

La visita tuvo el objetivo de fortalecer los mecanismos de coordinación para la acción humanitaria con las autoridades nacionales y locales, así como con organizaciones humanitarias.

De acuerdo con una nota de prensa de la ONU, el Gobernador Justo Noguera Prieti, las fuerzas armadas y otras autoridades del estado de Bolívar, incluyendo algunas del pueblo indígena Pemón, dieron a conocer la situación de la zona y en particular, las acciones emprendidas para recibir a venezolanos que retornan a su país en el punto fronterizo con Brasil.

Peter Grohmann explicó “el propósito de la visita es fortalecer la coordinación y aumentar el apoyo del Sistema de Naciones Unidas para enfrentar la pandemia de la COVID-19 y asistir a las personas retornadas. No se trata de una misión de evaluación al país ni al sistema de salud. Estamos aquí para apoyar los esfuerzos que se están realizando ante la gravedad de esta enfermedad y los retos que representa para el mundo, el país y el estado de Bolívar”.

La delegación visitó el punto de entrada fronterizo La Línea para conocer la atención brindada a retornados al país y conversaron con el personal del Punto de Atención Social Integral de Campaña (PASIC) y con las familias presentes.

Al respecto, Grohmann expresó “hemos visto varios procedimientos que se están aplicando. Creo que se están haciendo con mucha seriedad y esperamos que todos los que regresan a Venezuela sean tratados y estén seguros, y los que tienen el virus pasen por la cuarentena para que no afecte a la población, pero que todos sean bienvenidos al país tal como debería ser”. 

Durante el recorrido en otros Puntos de Atención Social Integral (PASI), el Coordinador Residente y Humanitario enfatizó el interés de Naciones Unidas de apoyar en el manejo de albergues temporales a partir de su experiencia internacional.

La delegación se encontró con representantes de organizaciones locales socias de la acción humanitaria, con quienes tuvieron oportunidad de conversar sobre las acciones en curso en materia de agua, saneamiento, protección, seguridad alimentaria, salud, atención a violencia basada en género, nutrición y seguridad alimentaria, entre otros, como parte del Plan de Respuesta Humanitaria.

Conversaron además sobre los mecanismos para fortalecer la coordinación local en el marco del Plan Intersectorial de Preparación y Atención COVID-19 con el objetivo de abordar las vulnerabilidades de las comunidades locales que han sido exacerbadas por la pandemia.

Durante el segundo día, la delegación visitó a la Comunidad Indígena San Ignacio, donde realizó un recorrido por el hospital ambulatorio y conversó con el personal de enfermería y miembros de la comunidad presente, incluida la Capitana de la comunidad, la directora de la escuela y una de las ancianas del pueblo pemón Taurepán.

Por último, la delegación visitó el Hospital Rosario Vera Zurita y conversaron con su directora y personal médico sobre el desempeño de sus acciones tras la dotación de insumos médicos y fortalecimiento de sus capacidades mediante la construcción de un pozo de agua profunda realizado por Unicef y la dotación de un generador eléctrico por parte de OIM.

Previo a su partida, Peter Grohmann agradeció a las autoridades por el recibimiento a Santa Elena de Uairén y resaltó “existe un trabajo de la ONU en marcha como parte de la Respuesta Humanitaria. Hay un esfuerzo serio de las autoridades para atender, y la ONU está aquí para apoyar el retorno de venezolanos, que puedan regresar, que los que están aquí sean protegidos y que la pandemia haga el menor daño posible al pueblo venezolano”.

Las Naciones Unidas trabajan sobre la base de los principios humanitarios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia y apelan a todos los sectores a no politizar la acción humanitaria.