OPS: muertes en América bajan por primera vez desde que llegó la ómicron

31
Carissa Etienne, directora de la OPS. Foto: web

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), informó este miércoles en rueda de prensa, que la semana pasada hubo 2,2 Millones de nuevos casos, una disminución del 28% en comparación con la semana anterior cuando se registraron 3,3 millones en América y El Caribe.

Autoridades del organismo, dijeron que luego de seis semanas consecutivas de incremento en las muertes, las mismas disminuyeron por primera vez desde el comienzo de ómicron.

Esta última semana el número de muertes reportadas en región de las Américas es de 29.000, lo que representa una disminución del 9%, en comparación a la semana pasada cuando confirmaron más de 34.000 muertes.

Aunque los casos que bajaron en un tercio en América del Norte, México informó un incremento del 70 % en las nuevas infecciones. Y en los Estados Unidos, estas tasas aún se encuentran entre las más altas durante la pandemia.

El Caribe más vulnerable

La OPS aseguró que muchos lugares aún se encuentran en medio de la oleada de ómicron, por lo que debemos permanecer atentos y defender las medidas que han demostrado salvar vidas

Asimismo, alertaron que aunque los casos nuevos en el Caribe bajaron un 44 %, más de la mitad de los 13 países – informaron aumentos en las muertes en la región.

Se conoció que 13 países de la región aún no han alcanzado la meta de la OMS del 40 % de cobertura, 10 se encuentran en el Caribe. Debido a esto, hoy el Caribe sigue siendo especialmente vulnerable a la COVID-19.

Agregaron que mientras que el 91 % de las personas en las Islas Caimán han recibido todas las vacunas, menos del 1 % de los haitianos han recibido todas sus dosis.

Vacunación

Los representantes de la OPS aseguran que en algunos países, los centros de vacunación están ubicados en áreas céntrica, una situación difícil para las personas que viven lejos.

Por otro lado, ven con preocupación como algunos países cuentan con poco personal – los médicos y enfermeras experimentan un agotamiento grave.

En un estudio de la OPS publicado en la revista Lancet Global Health, encontraron que la gran mayoría de los trabajadores de la salud están ansiosos por usar la vacuna para protegerse.

“Tenemos las herramientas para cambiar el rumbo de Casi 700 millones de personas en nuestra región ya han recibido esquema completo, lo que nos brinda datos del mundo real para demostrar que las vacunas funcionan.

“La pandemia no ha terminado y en cualquier momento puede surgir una nueva variante”, acotaron.

Por último, subrayaron que hay mucho por hacer para llegar a personas no vacunadas, entre ellas, adaptar e intervenir las necesidades de quienes siguen siendo vulnerables, facilitar que personas obtengan las vacunas más cerca de sus casas y crear espacios de diálogo abierto para abordar preocupaciones.