Pacientes en Monagas improvisan con brebajes naturales

Los precios de los fármacos para la diabetes están bajo la incidencia del dólar paralelo, lo que deja a los pacientes a merced de la inflación.

Pacientes diabéticos en Maturín aseguran que un medicamento puede tener un precio a primeras horas de la mañana y elevarse durante la tarde de acuerdo al alza del dólar paralelo.

Alexander Martínez relató que el producto que debe consumir tenía un valor de 93 mil bolívares y en la tarde, ya se había elevado hasta alcanzar los 107 mil bolívares: “nos tienen locos. Usted va ahorita, pregunta y tiene un precio, y en la tarde otro precio”.

Denunció que algunas farmacias de la capital monaguense optan por cerrar mientras actualizan los precios de las medicinas regidas por el aumento del dólar ilegal y cuando abren, sus productos ya tienen precios más altos.

El costo de una sola medicina para el tratamiento de la diabetes puede costar más de la mitad del salario integral de un trabajo común en Venezuela, que cobra 300 mil bolívares.

Ante esta realidad, muchos pacientes optan por consumir algunos brebajes de origen natural por no poder cubrir costos de sus tratamientos.

Esta situación les hace exigen mayor control sobre las farmacias y el costo de los medicamentos para así frenar los aumentos que consideran desproporcionados.