Padrenuestro en agosto

Me encanta rezar el Padrenuestro. De entrada nos recuerda que todos somos hermanos, el que nos cae bien y el que nos cae mal.

Los hermanos pueden discutir, pero luego se contentan. Y cuando uno quiere mucho a alguien, aunque no sea hijo del mismo padre o la misma madre, uno dice: “Ese es como hermano mío”.

Hoy les comparto mi Padrenuestro en agosto. Creo que Venezuela está urgida de hermandad, esta Emergencia Humanitaria Compleja no tiene salida con venezolanos aislados.

Venezuela está urgida de soluciones porque hay mucha gente sufriendo. Venezuela está urgida de entendimiento. Venezuela está urgida de ciudadanos activos.

Hay que pedir por los responsables. Claro, todos no tenemos el mismo grado de responsabilidad…

¿No dice el evangelio que a quien mucho se le ha dado, mucho se la va a pedir?

Padrenuestro que estás en la tierra
No te tomes unas vacaciones
Cuida a los niños sin clases
Y a los adultos en negociaciones.
Padrenuestro que entiendan por fin
Que en el país hay gran sufrimiento
Niños mueren por desnutrición
Y por falta de medicamento.
Padrenuestro que eres tres en uno
Tú sabes lo que es escuchar
Que los que están en la mesa en Barbados
Sepan que a acuerdos tienen que llegar.
Padrenuestro a ver si explicas
Que hablar no supone traición
Que recuerden que lo hizo Mandela
Y nadie dice que el traicionó.
Padrenuestro el país está urgido
De alimentos, del pan cada día
Tú lo has visto en la escuela mil veces
Cuando hay pan todo es alegría.
Padrenuestro, muchos han partido
A pie se van a países vecinos,
Con muchos peligros, con riesgos,
Acompáñales en el camino.
Padrenuestro, hay mucho qué hacer,
Tú que eres Padre del perdón
Recuérdanos que de esto debemos salir
Teniendo en el norte reconciliación.

Luisa Pernalete