Para Pérez Vivas, el gobierno intenta ganar credibilidad

El ex gobernador del estado Táchira y dirigente nacional del partido Social Cristiano Copei, César Pérez Vivas, señaló que la liberación del diputado Edgar Zambrano es una estrategia del gobierno para distraer y confundir la opinión pública.

El dirigente realizó estas declaraciones desde la casa del partido Copei en San Juan de los Morros, donde celebró la liberación de Zambrano y reiteró que el diputado no está liberado plenamente ya que sigue sometido a “un juicio inconstitucional e ilegal, donde se le violentó su inmunidad parlamentaria. Él no podía estar sometido en ningún juicio sin la autorización de la Asamblea Nacional”.

“Ese mamotreto llamado Asamblea Constituyente, creado de manera inconstitucional e ilegal, no tenía ninguna facultad para allanar la inmunidad al diputado Edgar Zambrano. A mí me complacen mucho sus declaraciones porque él dijo que no tenía el síndrome de Estocolmo, que lo tenían allá encerrado violentando sus derechos humanos y no tenía que agradecerle a nadie nada”, destacó.

Pérez Vivas indicó que este tipo de concesiones demuestra que en Venezuela sí hay presos políticos y que el ordenamiento jurídico y los derechos humanos son pisoteados por el gobierno y que los tribunales responden a sus órdenes.

“Aquí no sale una sentencia de ningún tribunal que tenga que ver con elemento político, sino es por órdenes expresas de Maduro y su directiva. Si es por otros campo es porque se paga, porque en Venezuela la justicia está envilecida, la justicia está tarifada. La justicia está sometida a los dictámenes del poder y la mejor demostración son los presos políticos”, agregó.

Vivas realizo una invitación a todos su militancia a que acompañe al pueblo venezolano en la protesta necesaria para enfrentar esta crisis.

“Es la hora de la protesta. No podemos callarnos, no podemos paralizarnos. Los maestros a la calle, los estudiantes también tienen que protestar, los obreros que no tienen como comer, los vecinos que no tienen gas domésticos, donde no hay agua, a protestar. Maduro no merece ningún tipo de reconocimiento. A Maduro hay que protestarle su incapacidad, su corrupción, su ineficacia, su modelo fracasado y los copeyanos deben ser los primeros, al lado de los demás partidos democráticos”.