¿Para qué sirve el diálogo?

209
Foto: Archivo.

La profesora y coordinadora de educación para la Paz de Fe y Alegría, Luisa Pernalete, indicó que la violencia y la mala convivencia no solo se da entre políticos, pues desde el programa Madres Promotoras de Paz trabajan para mejorar las relaciones de las madres con sus hijos y parejas, para así enfrentar los problemas delincuenciales. 

“Tener habilidades para saber, entender, escuchar, corregir sin maltratar y curar heridas fomenta la convivencia pacífica y el diálogo entre familias, compañeros de estudio y vecinos”, comentó en entrevista para el programa Claro y Raspa’o de Radio Fe y Alegría Noticias.

Pernalete reveló que desde el 2010, que comenzaron a implementar dicho programa, los resultados fueron sumamente positivos en las familias, las comunidades y las escuelas, ya que los niños con conductas violentas modificaron su comportamiento hacia los otros. 

“Si no hay diálogo, la salida es la guerra, como dice Gandhi. Las victorias obtenidas con procedimientos violentos son pírricas, porque necesitaban más violencia para mantenerlas. En cambio, las victorias obtenidas por procedimientos pacíficos son lentas pero duraderas”, comentó.

La necesidad de reconocimiento

Ante la inminente posibilidad de reanudar las negociaciones entre gobierno y oposición, Enmanuel Sandía, abogado especialista en cultura de paz y en derecho internacional humanitario, comentó que el diálogo es una herramienta fundamental para la convivencia humana, que debería existir entre todos los actores que hacen vida en una sociedad en concreto. 

Sandia expresó que cuando se conoce la diversidad, así como la dignidad de todas las partes, se puede entablar un diálogo sincero, incluyente y basado en el respeto, donde el elemento principal sea la escucha atenta, que permita la comprensión y el complemento de todos. 

“La necesidad de reconocimiento es lo que nos lleva a la convivencia. Conversar es fundamental para instaurar una interacción no solo de cercanía física, sino también ética, de valores y planteamientos que sirvan para el desarrollo de las personas y genere la simbiosis en un proyecto común”, expresó.

Resaltó que el conflicto es parte de la naturaleza humana, siendo crisis, pero a su vez una oportunidad de evitar mediante procesos sociales, que sea un ciclo de violencia; por ello, debe ser promovido como medio para trascender de la cultura del conflicto, a la de vida y dignidad. 

Por su parte, la politóloga Marisol Bustamante explicó que la democracia es una metodología que todo ciudadano debe conocer junto a las técnicas, tareas, responsabilidades, deberes y derechos que deben ser cumplidos en función de unos intereses comunes para lograr avanzar.

“La ciudadanía indiferentemente del sector que integre debe encontrarse, vincularse y articularse”, dijo.