Persiste riesgo de contaminación en la Facultad de Farmacia de la ULA

Bote de aguas negras en el estacionamiento del Iahula afecta facultad de Farmacia y Bioanálisis de la ULA. Foto: Cortesía.

En medio de malos olores, monte y zancudos viven los estudiantes de la Facultad de Farmacia y Bioanálisis de la Universidad de Los Andes.

Esto producto del bote de aguas negras que permanece por más de tres años en el estacionamiento del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes.

Roberth Lobatón, director de la facultad de Farmacia y Bioanálisis de la universidad, explicó a Radio Fe y Alegría Noticias que a causa de las precipitaciones acaecidas el pasado martes 17 de diciembre, nuevamente profesores y estudiantes se vieron afectados tras el desborde de las heces fecales.

“El bote de aguas negras llega hasta el estacionamiento del edificio de microbiología y parasitología de esta casa de estudios. Estas aguas podrían causar una epidemia debido a las heces fecales esparcidas en el lugar”, aseguró Lobatón.  

Lobatón informó que el estacionamiento del Hospital Universitario de Los Andes, donde se encuentra el bote de aguas negras, también es un paso peatonal donde las personas se llevan en sus zapatos el excremento.

El director de la referida facultad hizo el llamado al director de Aguas de Mérida y al gobernador del estado, Ramón Guevara, para que canalicen una solución al problema que afecta a 4 mil estudiantes, profesores y usuarios que circulan por el estacionamiento.