Personal de salud en Zulia no tendría cómo trasladarse a los hospitales

Hania Salazar, presidenta dle Colegio de Enfermería del estado Zulia (Foto: archivo)

Hannia Salazar, presidenta del Colegio de Enfermeras del estado Zulia, denunció en entrevista con Radio Fe y Alegría Noticias que el personal de salud de los centros hospitalarios de la región zuliana “están trabajando cuesta arriba” porque no tienen acceso al combustible y además por el poco transporte y la escasez de dinero en efectivo.

“¿Cómo van a hacer con los trabajadores cuando no tengan insumos en sus guardias? Porque va a llegar un momento en el que no vamos a poder salir”, señaló Salazar.

Para Hania Salazar, es necesario que las autoridades trabajen en la creación de una ruta de transporte que traslade a los enfermeros y médicos de guardia en áreas indispensables como Emergencia o Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) a los distintos hospitales de la región ante la emergencia decretada por la llegada del COVID-19 al país.

“Nos reunimos y dimos una rueda de prensa para manifestar la situación del personal de salud (…) Nos reunimos con el doctor Mervin Urbina, director del Hospital Universitario, para saber cómo está la situación laboral de nuestros enfermeros”, indicó.

Destaca que enviaron un mensaje al gobernador del Zulia, Omar Prieto, para que “trate de solventar la movilización hacia los hospitales, pero no hemos tenido respuesta pese a las propuestas”.

¿Y el salvoconducto?

Tras la decretada “cuarentena total y colectiva” en el país para mitigar la propagación del COVID-19, las autoridades indicaron que solo con un salvoconducto los vehículos que prestaran servicios públicos como salud, alimentación o telecomunicaciones podrían surtirse de combustible en estaciones de servicio designadas para continuar sus labores.

En el caso de Maracaibo, tal salvoconducto debía solicitarse ante la Circunscripción Militar de Maracaibo conocida como “La Barraca”.

Sin embargo, Salazar también denuncia que se dirigieron a La Barraca para solicitar el salvoconducto y no consiguieron información al respecto.

“Nos enviaban a cualquier parte y no pudimos conseguir la información real para conseguir el salvoconducto. Un coronel nos dijo que, como colegio, hiciéramos una carta y ellos la firmaban. Pero nada”, dijo.

Según Salazar, la situación no es fácil porque “nadie quiere asumir la responsabilidad del salvoconducto” y que debe ser resuelto “por la alta gerencia: gobernador y directores. Pasamos todo el día (martes) poniéndonos a la orden, pero hasta allí, no se avanzó en más nada”.

“Si los enfermeros no tienen cómo asistir, que no salgan de sus casas y que el gobierno resuelva como llevar a su personal a los centros de salud”, concluyó Salazar.